zara1903152.jpg

Según declaraciones del empresario de la tienda ZARA Venezuela e Inditex, Pablo Isla, ellos no se han visto afectados por el nuevo sistema cambiario.

 

La franquicia de ropa española asegura que los artículos importados desde España pueden alcanzar hasta el 200% de precio original, por ejemplo un abrigo que cuesta 89,65 euros puede alcanzar en Venezuela hasta unos 3000 euros debido a las fluctuaciones de la divisa extranjera y los diversos tipos de cambio que se presentan.

 

Estos beneficios que señala el empresario de ZARA, se ven reflejadas en los grandiosos ingresos que se generaron en 2014 y los que va del año 2015.

 

Sin importar los elevados precios que tiene la ropa en las franquicias, multitudes se concentran a las puertas de la tienda con el fin comprar la nueva mercancía. La escena que fue protagonizada en los últimos meses del 2014 parece desestimar las supuestas crisis económicas que viven los venezolanos, quienes prefieren adquirir productos a precios exorbitantes solo por ser parte de una marca.

 

A pesar de la supuesta “Crisis” y “baja calidad de vida” la conciencia consumista se hace presente en los centros comerciales cuando las personas realizan grandes colas para obtener prendas o artículos que nada tienen que ver con necesidades básicas.

 

El fetichismo de la mercancía parece ser un dogma heredado de la Cuarta República y lo mass medias privados que obnubilan a los ciudadanos con fantasías incansables para el sujeto común y que además está super alejada de la valoración real de las cosas. 

 

(LaIguana.TV)

 

Comentarios Facebook