La inteligencia israelí ayudó a Estados Unidos en la operación terrorista para asesinar al teniente general iraní Qasem Soleimani, revela un nuevo reporte.

 

El servicio de inteligencia del régimen de Israel (el Mossad) ofreció a la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por sus siglas en inglés) de EE.UU. la información sobre la ubicación del comandante de la Fuerza Quds del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán, antes de que este cayera mártir en un ataque terrorista de Washington en Bagdad, capital de Irak, según un informe publicado el sábado por la cadena estadounidense NBC News.

 

El texto indica que en la sede del Comando Central de EE.UU. (Centcom, por sus siglas en inglés) en Catar, desde donde se urdió el ataque contra Soleimani y sus compañeros, no había dudas sobre quién estaba dentro de los vehículos atacados.

 

Efectivamente, el bombardeo tenía como objetivo dos vehículos de las Unidades de Movilización Popular de Irak (Al-Hashad Al-Shabi, en árabe). La ofensiva, además de Soleimani, segó la vida del subcomandante de esa fuerza iraquí, Abu Mahdi al-Muhandis.

 

El informe de NBC News precisa que el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, habló antes de la agresión con el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, y fue la única persona que sabía lo que estaba sucediendo.

 

Irak mantiene retenidas a cuatro personas sospechosas de ayudar a EE.UU., las cuales podrían ser parte de una red más amplia que proporcionó datos sobre Soleimani al país norteamericano, según el diario estadounidense The New York Times.

 

Después de la medida bélica de EE.UU., Netanyahu expresó de inmediato su satisfacción por el asesinato del destacado general iraní, alegando que la acometida se había producido en el marco del “derecho de EE.UU. a defenderse”.

 

Este posicionamiento era de esperar, primero, por la alianza histórica del régimen de Tel Aviv y Washington, así como la hostilidad que comparten contra República Islámica y, segundo, debido al papel relevante del general Soleimani entre varios otros militares iraníes en los duros combates antiterroristas en Irak y Siria, lo que ponía en peligro los intereses de Israel y sus aliados.

 

Sería por tanto que Soleimani, ya con anterioridad había recibido varias amenazas de muerte, en concreto, desde el servicio de inteligencia de Israel (el Mossad). En 2018, un informe reveló discusiones entre EE.UU. e Israel sobre el prominente general iraní.

 

Varios analistas y observadores han aseverado que EE.UU. actuó como una “herramienta militar de Israel”, al asesinar al general iraní, ignorando el poderío del país persa.

 

Irán ha puesto a Israel, junto a EE.UU., en la mira de sus amenazas después del asesinato de Soleimani. Tras atacar la madrugada del miércoles dos bases en Irak, ocupadas por las fuerzas estadounidenses, —en represalia por el asesinato de Soleimani— el CGRI advirtió de que, para Irán, el régimen de Israel es socio de los crímenes del régimen criminal de Estados Unidos.

 

El CGRI ha asegurado que seguirá luchando hasta la total eliminación del régimen de Israel y la salida de las tropas de Estados Unidos de la zona, la que los iraníes describen como la única forma de vengar la sangre del teniente general Soleimani.

 

(HispanTV)

Comentarios Facebook