La esposa del cantante Roque Valero, Kenyu Suárez, exigió entre lágrimas, este sábado en la Conferencia Nacional por la Paz con las Mujeres, «que cesen las agresiones contra nosotras las mujeres y contra los niños», dijo.

Suárez se quejó de un ‘cacerolazo’ que un grupo opositor realizó el viernes en la noche en un restaurante de El Hatillo (Miranda), mientras se encontraba con su pareja y su hijo menor.

«Los niños no tienen culpa de nada, y por eso exijo que ya se termine la intolerancia contra mi y mi hijo, porque mi esposo sea chavista», dijo Suárez.

El presidente Maduro condenó el ‘cacerolazo’ con que algunos vecinos de El Hatillo rechazaron la presencia de la familia Valero en el sureste de Caracas.

(Panorama)