Este miércoles 15 de enero el diputado Juan Guaidó, expresidente de la Asamblea Nacional, aún en desacato, intentó llegar a la sede del Parlamento custodiado por escoltas, no obstante, al ver al pueblo apostado en los alrededores, motivó su precipitada retirada.

 

El exjefe parlamentario se desvió de su ruta al ver a un grupo de personas que rechazan las acciones violentas del grupo opositor y que no reconoce la supuesta envestidura de «presidente» del parlamentario. 

 

Los dos puntos a tratar en la agenda del opositor eran las acciones para la «salida de la crisis en materia educativa y la crisis salarial». 

 

(LaIguana.TV)

 

Comentarios Facebook