fbpx
#LoÚltimo
Alejandra Benítez levanta la voz en rechazo a los ataques de aliados de EEUU contra el deporte venezolano (+Video)
Enero 15, 2020 -

La atleta Alejandra Benítez lamentó este miércoles 15 de enero la actitud asumida por el régimen de Canadá al negarle la visa de entrada a esa nación, lo que le imposibilitó su participación en el Grand Prix de Sable de Montreal, sumar puntos en el ranking de la Federación Internacional de Esgrima y clasificar a los Juegos Olímpicos Tokio 2020, los que serían sus quintas olimpiadas.

 

Durante un discurso que ofreció en el auditorio del Comité Olímpico Venezolano (COV), ubicado en El Paraíso, Benítez señaló que el comportamiento de las autoridades de la referida nación norteamericana viola la carta olímpica y su derecho a la libertad de pensamiento.   

 

A continuación la carta completa de Alejandra Benítez

 

El olimpismo defiende las libertades de pensamiento político

 

En los momentos previos y posteriores a guerras mundiales se respetó el olimpismo, e incluso en las mismas olimpiadas se han respetados las posturas políticas de los organizadores y de los propios atletas. Sorprende entonces la persecución política por parte de países, medios de comunicación y extremistas que vulneran los derechos humanos de los atletas.

 

La carta olímpica defiende la libertad política, es decir, que defiende la libertad de pensamiento de los atletas que decidan ser partidarios de cualquier partido o tendencia política.

 

La Carta Olímpica en su Artículo 5 reza: Cualquier forma de discriminación contra un país o una persona basada en consideraciones de raza, religión, política, sexo o de otro tipo es incompatible con la pertenencia al Movimiento Olímpico.

 

Si un atleta partidario de cualquier tendencia política se encuentra en una situación que vulnere sus derechos, yo lo apoyaría porque están luchando, nada más y nada menos, que por una clasificación Olímpica para mi país.

 

Es falso que yo haya sido sancionada. Mi país es acosado y sancionado

 

Es falso que yo esté en alguna de las fatídicas listas de sanciones unilaterales de los Estados Unidos, Canadá o de la Unión Europea, y que ese haya sido el motivo de la negación de la visa. En los últimos meses he representado a mi Patria en esos mismos países con múltiples entradas a sus fronteras. Pero LO QUE SÍ es verdad es, que mi competidora directa para la clasificación a los JJOO por el continente americano es una canadiense. Pregunto, ¿no les parece extraño?

 

La verdad que se quiere tapar con un dedo y un sinfín de medios es que yo y muchos atletas venezolanos somos víctimas de una triste persecución política por parte de aquellos que se rasgan la vestidura hablando de democracia: todo me hace concluir que a Canadá le conviene bloquearme deportivamente y usar como excusa a la política con p minúscula.

 

Mujer de sacrificios y Antímano

 

 No se imaginan cuánto sacrificio representa para un atleta prepararse para unas olimpiadas. Ahora imagínense el sacrificio de prepararse para unas QUINTAS olimpiadas.

 

Soy una mujer de sacrificios, sino pregunten en mi barrio Antímano aquí en Caracas por la niña que desde temprana edad bajaba y subía las escaleras con su bolso y su sable en la mano.

 

Pocos hubieran  imaginado que ese mismo sable habría representado durante más de una década a Venezuela en las olimpiadas de Atenas, Beijing, Londres, Rio y haré todo lo que esté a mi alcance para también representar a este bello pueblo en las Olimpiadas de Tokio 2020.

 

Disculpa a mis compañeras del sable mundial

 

Pido disculpas a mis queridas compañeras del sable mundial de países como EE.UU., Italia, Francia, España e Inglaterra, que salieron en mi defensa a través de las redes sociales y fueron víctimas de improperios, vejaciones e insultos por parte de aquellos que desprecian el espíritu olímpico en nombre de sus posturas extremistas y, aún peor insisto, de una supuesta defensa de la democracia.

 

Hago como atleta un llamado a los organismos internacionales del deporte, para que no quede impune la injusticia de países que quieren ganar, no en el campo de juego, sino a través de tristes trampas burocráticas como la negación de una visa.

 

Agradecimiento al pueblo venezolano

 

Pero sobretodo hago una mención pública al pueblo venezolano que en estos más de 20 años de carrera deportiva ha sabido apoyar y agradecer el campeonato mundial juvenil que gané para mi país; ha sabido agradecer las 6 medallas panamericanas que regalé a mi Venezuela, ese pueblo que ha sabido apoyar y agradecer mis múltiples medallas bolivarianas, suramericanas y centroamericanas y, por supuesto, ha celebrado con creces que los haya clasificado y representado en cuatro Juegos Olímpicos.

 

Persecución política contra el deporte venezolano

 

Si alguien tiene duda que esto es una vil persecución política en MI contra, pero sobre todo EN CONTRA del deporte venezolano, basta observar el comportamiento de ciertos medios nacionales e internacionales y ciertos politiqueros de oficio que nada tienen que ver con los sacrificios y las glorias olímpicas. Es realmente lamentable.

 

Y no hablo solo de Alejandra Benítez. Ojalá y fuese el único caso. Hablo de decenas de compañeros y compañeras atletas que han visto vulnerados sus sueños de representar a su país por oscuros intereses políticos que nada tienen que ver con el espíritu deportivo.

 

AHÍ FUERON VICTIMAS  ATLETAS VENEZOLANOS DE TODAS LAS TENDENCIAS POLITICAS

 

Los niños de nuestra Fundación

 

Para terminar quiero excusarme con mis queridos y respetados niños y jóvenes de nuestra fundación Benitezven. Durante 10 años hemos crecido juntos y hemos hecho crecer la esgrima en cada barriada, urbanización, escuela y pueblo de Venezuela. Durante 10 años hemos inculcado los valores olímpicos de respeto por la libertad de pensamiento, género, religión, así como la solidaridad, disciplina y respeto por el otro.

 

Es realmente lamentable que nuestros niños y jóvenes hayan sido espectadores de bochornosos atropellos, difamaciones e insultos. A ellos les digo desde el fondo de mi alma que eso NO es el deporte, que eso NO es el olimpismo, que eso NO es la esgrima…

 

Les demostraré una vez más a esos niños y jóvenes, a través de mis acciones y logros deportivos, lo importante que es el respeto por sus adversarios y lo hermoso del esfuerzo en cada competencia. No tengo dudas, el amor es más fuerte que el odio, y la pasión deportiva más fuerte que los rastreros y oscuros intereses de países, medios y politiqueros que creen ser más fuertes que ese espíritu olímpico donde el hombre y la mujer en igualdad de condiciones trata simplemente de ser mejor que su adversario EN LA PISTA y no en oscuras oficinas burocráticas o embajadas o detrás de un teclado.

 

A los supuestos atletas del teclado que insultan y malponen desde la clandestinidad, hoy les contraponemos a los héroes y heroínas del deporte venezolano que con sacrificio y pasión nos oponemos a los atropellos e injusticias contra nosotros mismos y contra nuestra Venezuela.

 

Como decía Cervantes en el Quijote, nadie es más que nadie, sino no hace más que nadie. Es la acción deportiva la que debe decidir los resultados, y no la trampa burocrática que elimina a atletas sin siquiera darle la oportunidad de medirse en condiciones de igualdad con su adversarios…

 

 

Muchas gracias y les prometo que haremos todo lo que esté a nuestro alcance para vernos en Tokio 2020 y seguir haciendo historia con unas QUINTAS OLIMPIADAS…!

 

(LaIguana.TV)