El exfutbolista español Raúl Bravo, jugador del Real Madrid entre 2001 y 2007, quien estuvo implicado en una operación policial por amaño de partidos en España, es señalado ahora por la prensa serbia como el responsable de haber ordenado el intento de asesinato del jugador Darko Kovacevic, que de milagro no se materializó.

 

Bravo, exfutbolista del Real Madrid, y Kovacevic fueron compañeros  en el Olympiacos (2007-2009), y según apunta el medio serbio Telegraf, el futbolista podría haber estado al tanto del amaño, por lo que se ordenó su asesinato.

 

El pasado 7 de enero Kovacevic fue tiroteado por una persona que le disparó en la puerta de su casa, en Atenas. El sicario huyó y el futbolista se salvó de milagro.

 

Todo el asunto estaría relacionado con la Operación Oikos contra el amaño de resultados que fue destapado en el fútbol español el pasado año.

 

(EFE) 

 

Comentarios Facebook