Katya, una joven ucraniana de 19 años que reside en EEUU, vendió su virginidad a un emprendedor de Múnich por 1,2 millones de euros —poco más de 1,3 millones de dólares — a través de la agencia de acompañantes Cinderella Escorts. La inusual subasta revela una preocupante tendencia entre las mujeres de esta industria.

 

El emprendedor alemán se quedó con su virginidad tras haber propuesto el precio más alto. Superó a un letrado de Nueva York y a un cantante de Tokio que propusieron pagar por la virginidad de Katya un millón de euros y 800.000 respectivamente, informa la agencia de acompañantes.

 

Posteriormente, el millonario mostró su disposición a casarse con ella o a apoyarla económicamente pagándole unos 10.000 euros al mes. La ucraniana explicó los motivos que la empujaron a subastar su virginidad. 

 

«Quiero vender mi virginidad porque quiero viajar y vivir una vida lujosa. Es mi cuerpo, mi elección y la mejor decisión para mí», declaró la joven, que habla ruso e inglés.

 

De tabú, a una tendencia preocupante

 

La decisión de Katya, motivos aparte, muestra una preocupante tendencia. No es la primera vez que la agencia de acompañantes subasta la virginidad. Ejemplo de ello es el caso de otra joven de 19 años, Ekaterina, cuya virginidad está siendo subastada a través de la agencia a fecha de 19 de enero de 2020.

 

Sin embargo, a diferencia de su colega, lo hizo persiguiendo un fin más altruista. Según la modelo, con los fondos recaudados busca «establecer un fondo de caridad para todos los niños que sufren diabetes de tipo 1».

 

A su vez, la agencia destaca que decenas de mujeres utilizaron Cinderella Escorts para realizar la misma operación comercial y que como resultado ganaron millones de euros.

 

«Es una clara demostración de que la demanda de virginidad es inmensa. Muchos emprendedores y celebridades no solo buscan acompañantes y chicas dulces a través de Cinderella Escorts. Antes vender la virginidad era un tabú. Lo hemos roto de una vez por todas», destacó la agencia.

 

Los medios de comunicación de vez en cuando informan sobre casos parecidos a este. En 2016 una joven británica no tuvo una idea mejor para pagar sus estudios en la universidad que vender su virginidad en eBay por unos 200.000 dólares.

 

Más tarde, en 2018, una chica de Londres logró realizar la misma operación comercial, pero por más de 1,3 millones de dólares. Según el periódico británico The Sun, con su oferta la mujer provocó una auténtica guerra de apuestas en línea en la que ganó un actor de Hollywood tras haber adelantado a un empresario alemán y a un jugador de futbol de la Premier League.

 

(Sputnik)

Katya, una joven ucraniana de 19 años que vendió su virginidad por 1,2 millones de euros

 

Comentarios Facebook