Un estadounidense decidió ayudar a su esposa y lavar su pantalón de punto favorito. Sin embargo, todo terminó mal: la prenda se encogió al tamaño de niños.

 

La mujer decidió vengarse y puso a la venta a su marido a través de un anuncio en su página de Facebook, reseña Metro. Además, publicó una fotografía en la que su esposo, aparentemente avergonzado por lo ocurrido, muestra el pantalón encogido, cubriéndose la cara con una mano.

 

El precio que le puso a su esposo fue 111 dólares. De esta manera, la mujer pretendía recuperar parte del dinero que gastó en la compra de sus pantalones estropeados de la marca australiana Spell Designs. Inicialmente costaban 199 dólares, pero en este momento están agotados.

 

Aunque el anuncio no atrajo compradores para el hombre, los internautas apoyaron a la mujer en los comentarios y compartieron experiencias similares.

 

«Mi esposo también tiene prohibido lavar algo mío después de lavar y tirar una camisa de seda muy cara en la secadora», recordó una usuaria, mientras que otra apuntó: «Creo que vas a tener problemas para venderlo».

 

(RT)

Una mujer pone a la venta a su esposo por 100 dólares después de que este estropeara su pantalón favorito

Comentarios Facebook