La excongresista colombiana Aida Merlano, evadida de la justicia del vecino país y que fuera capturada el lunes por las Fuerzas de Acciones Especiales (Faes) en Maracaibo, fue privada preventivamente de libertad por el Tribunal Décimo Tercero de Control Estadal en Funciones de Control del Circuito Judicial Penal del estado Zulia, por la presunta comisión de los delitos uso de documento falso, usurpación de identidad y asociación para delinquir, previstos y sancionados según el artículo 332 del Código Penal Venezolano, el artículo 43 de la Ley Orgánica de Identificación y el artículo 37 de la Ley Contra la Delincuencia Organizada y el Terrorismo, respectivamente. 

 

La medida de privación de libertad también alcanzó a la pareja y cómplice de Merlano, Yeico Manuel Vargas, de nacionalidad colombiana, quien también fuera capturado el lunes por el FAES durante el mismo operativo. 

 

Sobre él pesa la presunta comisión de los delitos de encubrimiento y asociación para delinquir, previstos y sancionados por el Código Penal y la Ley Contra la Delincuencia Organizada y Financiamiento al Terrorismo, ambos en perjuicio del Estado venezolano. 

 

Merlano, quien enfrenta cargos judiciales en su país por compra de votos y corrupción, ahora debe comparecer ante la justicia venezolana por la presunta comisión de otros delitos, en los que habría incurrido luego de ingresar ilegalmente al territorio de Venezuela, en procura de mantener su condición de fugitiva. 

 

Asimismo, trascendió que la captura de la exsenadora fue posible, gracias a las investigaciones que adelantó la Policía Nacional Bolivariana de la entidad zuliana, una vez estuvieron al corriente de su ingreso ilegal al país.  

 

La instancia judicial, a partir de una solicitud del Ministerio Público que declaró procedente, estableció como sitio de reclusión para Aída Merlano y Yeico Vargas, la sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin), en su sede de El Helicoide, ubicada en la ciudad de Caracas.

 

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook