Funcionarios del servicio secreto de los Estados Unidos, cuyos sueldos son pagados con el dinero de los contribuyentes estadounidenses, participan en calidad de “seguridad privada” en la reunión pública que el autoproclamado presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, sostendrá este sábado 1 de febrero con un grupo de venezolanos que viven en la ciudad de Miami.

 

La información fue revelada por Gustavo Marcano, ilegal consejero de la embajada de Venezuela designado por  Guaidó, cuando informaba en rueda de prensa, acompañado por miembros del comité organizador, sobre los controles de seguridad para el encuentro y dijo “Agradecemos al servicio secreto por formar parte de la logística del evento”.

 

(LaIguana.TV)

 

Comentarios Facebook