La Fundación Simón Bolívar, una institución de carácter privado y sin fines de lucro afiliada a CITGO Petroleum Corporation, refinería filial de Petróleos de Venezuela (PDVSA) con sede en Estados Unidos (EEUU) y secuestrada por el grupo que gira en torno a Juan Guaidó con apoyo del Gobierno de Donald Trump, informó que no podrá seguir financiando los tratamientos requeridos por niños y niñas que recibieron transplantes de órganos o que estaban por hacerlo.

 

La mencionada fundación transmitió la información a través de una carta dirigida a los padres y madres de los pacientes que atendían, que «desafortunadamente, debido a los cambios recientes en los requisitos legales y a las sanciones impuestas por Estados Unidos dirigidas a Venezuela y Petróleos de Venezuela S.A. (PDVSA), la fundación tiene prohibido pagar los servicios o gastos proporcionados al paciente«.

 

La comunicación, que está firmada por Gina Coon, Tesorera de la Fundación Simón Bolívar, añade que la decisión se ajusta «en cumplimiento con la ley de Estados Unidos», razón por la cual «la Fundación debe cesar de atender pacientes el 30 de julio de 2020».

 

«Por ello, considerando la salud y el bienestar de los beneficiarios afectados por esta medida, estamos exhortando a todos los pacientes a buscar activa e inmediatamente fuentes alternativas de apoyo, pues dicho proceso puede ser complejo y prolongado», dice el documento dirigido a los representantes de una paciente llamada Isabella que está en tratamiento por transplante de hígado.

 

Añade la misiva que «la Fundación no financiará ni pagará ningún tratamiento médico, gastos de alojamiento y manutención u otro tipo de apoyo para el paciente incurrido o no pagado después del 30 de julio de 2020, y el paciente será el único responsable de dicho tratamiento médico, gastos y manutención».

 

(LaIguana.TV)

 

Comentarios Facebook