Kirk Douglas, uno de los últimos sobrevivientes de la llamada era dorada de Hollywood, falleció este miércoles a los 103 años, según informó su hijo Michael, también famoso actor, a través de un comunicado publicado en Facebook. 

 

“Con una profunda tristeza mis hermanos y yo anunciamos que Kirk Douglas nos dejó hoy a los 103 años”, reza el texto difundido. 

 

Catalogado como una leyenda de la actuación, tuvo una fructífera carrera que abarcó más de siete décadas y 90 películas que incluye títulos considerados clásicos del séptimo arte, como “Espartaco”, “Los vikingos”, “20.000 leguas de viaje submarino” o “El gran carnaval”, todos, además, grandes éxitos de taquilla. 

 

Sin embargo, pese a estar nominado en tres ocasiones a los Premios de la Academia como mejor actor, nunca logró hacerse con una estatuilla, pero gracias a su extensa y reconocida trayectoria, le fue concedido un Oscar honorífico en 1996. 

 

Douglas también fue un connotado pacifista y aliado de las causas progresistas. En el comunicado compartido por su familia se resalta que, aparte de un legado cinematográfico, deja tras sí “una historia de filántropo que trabajó para ayudar al público y llevar paz al mundo”. 

 

En ese sentido, es recordado por su lucha contra la llamada lista negra de Hollywood, un procedimiento persecutorio implementado por el Gobierno estadounidense durante la década de 1950 y que afectó a múltiples guionistas y actores, al ser acusados de tener vínculos con el comunismo. Sobre esto, Kirk Douglas dijo que estaba mucho más orgulloso que de cualquiera de las películas en las que había participado. 

 

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook