Las recientes declaraciones de Aída Merlano hicieron enfurecer al partido Centro Democrático, fundado en 2013 por el expresidente de Colombia Álvaro Uribe Vélez, pues confesó que esta tolda política se ha beneficiado ampliamente con la corrupción electoral y la compra de votos para poder llegar al poder.
 
 
En un comunicado de prensa, el uribismo hizo una aclaratoria en la que indican que Uribe Vélez siempre financió sus campañas «con recursos transparentes», esto para intentar separarse de las acusaciones de Merlano, quien también señaló de aprovecharse de este tipo de delito al actual presidente uribista Iván Duque, demás miembros del Centro Democrático y otros partidos políticos de ese país.
 
 
El partido además indica que las acusaciones de Merlano son una «manipulación de la dictadura de Venezuela», en un intento de salvar el pellejo.
 

“Las campañas del expresidente Uribe han sido financiadas con recursos transparentes, todos declarados”, asegura el uribismo sobre las declaraciones de Merlano donde dice: “fui testigo de altas sumas de dinero entregadas en las campañas de Uribe”.

 
Por su parte, el Gobierno de Duque puso a la ministra de Justicia, Margarita Cabello, y al director de la Policía, general Óscar Atehórtua, a declarar para dar respuesta a las confesiones de la excongresista.
 
 
“Son oportunistas y son una fabricación del régimen dictatorial de Nicolás Maduro que buscan atacar la honra del presidente de la República, e intentan vulnerar la credibilidad de las instituciones colombianas”, indicaron.
Merlano, además de acusar al uribismo y otros partidos de hacer corrupción, advirtió que si le pasa algo a su familia o a ella, los responsables serán Uribe, Duque, la familia Char y Gerlein en Barranquilla; pues aseguró que el Gobierno quiere asesinarla.
 
 
(LaIguana.TV)
 

Comentarios Facebook