El fiscal general, Tarek William Saab, informó este viernes 7 de febrero sobre el desmantelamiento de una banda delictiva que operaba desde Colombia, y se dedicaba a la suplantación de identidad con el fin de estafar a sus víctimas.

 
El máximo representante del Ministerio Público indicó que este grupo criminal era liderado por un joven identificado como Bregy Nicomedes Valera Ceremeño, de 24 años, y junto a él fueron detenidas otras siete personas.

 
“Estas personas conformaban una red que operaba en el país con enlaces en territorio colombiano, donde poseen herramientas para el envío de mensajes de difusión masiva y phishing, afirmó Saab.

 
Explicó el fiscal que fueron verificados en sus teléfonos más de tres mil correos electrónicos vulnerados, con claves de acceso y direcciones IP, a través de los cuales ofrecían a sus víctimas divisas que luego no entregaban.

 
El Ministerio Público, en coordinación con funcionarios del Cicpc, logró la ubicación y aprehensión en los estados Miranda, Zulia y Trujillo de las siguientes personas: Bregy Valera, José Núñez, Josefina Maldonado, Sabino Torres, Winston Serrudo, María Alejandra Trejo, Ricardo Rivas y Vanesa Méndez.
 
“Estas personas fueron presentadas en tribunales por la presunta comisión de los delitos de acceso indebido (delito contemplado en la Ley Especial Contra los Delitos Informáticos), estafa y asociación”, señaló William Saab.

 
En el mes de noviembre de 2019, el  director general del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), Douglas Rico, informó que esta banda captaba a sus víctimas a través del su correo electrónico, redes sociales como Facebook, Instagram y el servicio de mensajería WhatsApp.

 
En su momento, Rico declaró que la banda utilizaba la modalidad del phishing, un método informático para adquirir información confidencial. En este caso las víctimas recibían un correo electrónico y, al abrir un enlace y completar la información, los criminales tomaban posesión de sus datos.

 
Posteriormente, hackeaban las redes sociales asociadas al correo, como Facebook, Instagram y WhatsApp, y les cambiaban las claves. Acto seguido, escribían a las amistades de esta persona y les ofrecían desde 100 hasta 10 mil dólares
 
“Depositaban el dinero en una cuenta prestada o alquilada. Luego, cuando esa persona pasaba el dinero, no le contestaban más”, indicó el comisario.

 
El Cicpc recibió denuncia de 300 víctimas, sin embargo, se hallaron 3 mil 782 correos en los celulares de los 7 miembros de la banda detenidos. 

(LaIguana.TV)

 

Comentarios Facebook