fbpx
#LoÚltimo
¿Había que meter preso a Guaidó cuando llegó a Venezuela?: Pérez Pirela responde en #DesdeDondeSea
Febrero 14, 2020 -

Al analizar la gira de Juan Guaidó por Europa, Canadá y Estados Unidos, cuyo único resultado concreto fue conseguir sanciones para la aerolínea bandera venezolana Conviasa, el filósofo y comunicador Miguel Ángel Pérez Pirela consideró que sería un error del gobierno privarlo de libertad en estos momentos. “Bien pendejo el que meta preso a Juan Guaidó porque es un cadáver político”, sentenció.

 

En una nueva emisión de su programa de televisión 2.0 Desde donde sea, enumeró los fracasos que ha acumulado la oposición en tiempos recientes, los últimos atribuibles plenamente a Guaidó. Se remontó al fallido intento de magnicidio con drones, en agosto de 2018 y luego se paseó por la ristra de derrotas del autoproclamado en 2019: “El año pasado prometió intervención y no hubo; intentó el golpe de Estado con racimo de plátano, y fracasó; y al final del año se le voltearon 50 diputados y terminó perdiendo hasta la presidencia de la AN. Para levantarlo, le inventaron la Tour Guaidó 2020… está bien, pero su único resultado es la sanción a Conviasa”, dijo.

 

Pérez Pirela abordó el tema preguntando ¿cómo llegó desde las alturas Guaidó a Venezuela, luego de la célebre gira? Comenzó afirmando que el acto de la llegada al aeropuerto internacional Simón Bolívar de Maiquetía fue una total provocación, muy bien organizada en la que participó la línea aérea portuguesa TAP.

 

“Pero, antes de analizar cómo llegó, vamos un poco más atrás: les pregunto ¿cuál fue la última oficina que Guaidó visitó antes de regresar a Venezuela?… La USAID (Agencia para el Desarrollo Internacional de Estados Unidos), el banco, el brazo financiero del Departamento de Estado, de la CIA, del gobierno de EEUU, para financiar las desestabilizaciones en los países que quieren invadir. Cualquier país invadido y bombardeado, tuvo previamente la desestabilización pagada por la USAID”, expresó.

 

El comunicador se permitió lanzar una predicción: van a revivir a Súmate o algo que se le parezca, un para-CNE. “No tengo información de inteligencia, pero todo lo indica. Hay que tener en cuenta que la USAID por muchos años financió a Súmate, impulsando a María Corina Machado para que se convirtiera en figura política”.

 

Subrayó que el hecho de que Guaidó haya cerrado su visita a EEUU en la referida agencia no es algo anodino, sino que hay que tenerlo en cuenta a la hora de los análisis. Comparó la gira con una visita al supermercado, en la que primero se da la vuelta  y luego se pasa por caja. “Guaidó fue a la USAID a cobrar. Hasta ahora EEUU ha dado más de 657 millones de dólares (a la camarilla encabezada por Guaidó), una migaja con respecto a los negocios que Trump y sus empresarios aliados han hecho, por 20 mil o 40 mil millones de dólares, gracias a esta compañía integrada por Guaidó, Leopoldo López, Julio Borges, Carlos Vecchio, David Smolanski y otros. Aun así, ellos se están haciendo multimillonarios con esas migajas”.

 

Los “Guaidojos” y el pasaporte especial

 

Pérez Pirela continuó desglosando el tema con otra pregunta: ¿entró Guaidó a Venezuela con su pasaporte venezolano?

 

“No, porque no salió con pasaporte. Salió por los caminos verdes, tal vez con los guai… Iba a decir ‘guaidojos’… Bueno, tal vez sea un término que debamos acuñar. Recordemos que la vez anterior, él salió con la ayuda de los Rastrojos y del gobierno de Uribe y Duque, cuyas relaciones con el nacoparamilitarismo son cada vez más evidentes, como lo denunció la senadora Aída Merlano. Tal vez también en este caso salió de esa manera, aunque el gobierno constitucional de Nicolás Maduro ha metido presos a varios de los Rastrojos. Por haber salido así, al entrar a Maiquetía, lo que presentó en Inmigración fue su cédula de identidad, que no es un documento válido para eso. Los funcionarios hicieron lo que tenían que hacer: agarrar una tijera y cortar la cédula en cuatro pedazos”.

 

Otro aspecto digno de ser examinado en este episodio es la línea aérea que transportó a Guaidó y su comitiva, TAP de Portugal. El moderador de Desde donde sea volvió con otra pregunta: ¿si la última oficina que visitó fue la USAID, en EEUU, por qué se fue a Portugal y regresó por Lisboa en lugar de retornar por Panamá o Bogotá? Dijo que el Departamento de Estado debía ejecutar varias acciones irregulares en ese regreso y sabía que solo podría hacerlo utilizando a una línea que se prestara a este juego. “Las aerolíneas gringas no vuelan directo a Venezuela debido al bloqueo, entonces apelaron a una línea vagabunda, como TAP. Esta aerolínea ocultó al Estado venezolano la identidad de Guaidó como pasajero de la aeronave, lo que contraviene todas las normas internacionales. Ya hay una protesta sobre este punto”.

 

La irregularidad más grave, sin embargo, no fue esa, sino lo ocurrido con Juan José Márquez, tío de Guaidó, quien presuntamente viajó con un material explosivo conocido como C4, y un chaleco antibalas. “Eso se llama terrorismo ¿o no? Yo les invito a que traten de pasar por cualquier aeropuerto con un chaleco antibalas para que vean que terminan en el cuartico. No digo ni siquiera C4, sino el simple chaleco –puntualizó-. Ahora pretenden restarle importancia, diciendo que era una camisa de seguridad… Déjense de vainas, es un chaleco antibalas. TAP tendrá que asumir sus responsabilidades porque se prestó para la vagabundería. Y si algo es delicado en este mundo son las normas internacionales de vuelo”.

 

Un usuario del programa lanzó la interrogante de por qué Guaidó no había dicho nada acerca de su tío detenido. Pérez Pirela ofreció una conjetura: “Buena pregunta: debe ser porque estamos hablando de delitos muy graves, como llevar C4 y chalecos antibalas en un avión”.

 

Volvió sobre el punto del documento empleado por Guaidó durante su extenso viaje, a sabiendas de que no salió legalmente de Venezuela. “Estuvo en España, Portugal, Suiza, Francia, Canadá, Estados Unidos… Tremendas vacaciones… ¿Cómo hizo? Pues él viaja con un pasaporte especial gringo. Si alguien puede contradecir este dato, estoy abierto a oírlo, pero ¿cómo es que un señor que se dice presidente de Venezuela no usa su pasaporte venezolano? Dirán que es que no lo iban a dejar salir. Si lo dejaron entrar, lo hubieran dejado salir… ¿Cómo entra y sale de países con un documento gringo? Es raro y es peligroso”.

 

Reconstruyendo el momento de la llegada a Maiquetía, narró que en todo momento se le vio agitado, corriendo de un lado a otro. Luego de que le fuera decomisada la cédula en la taquilla, se presentaron los incidentes con el personal de Conviasa y otras personas que protestaban en su contra.

 

“El gran logro de su gira-tour fue que sancionaran a Conviasa, una línea en la que no vuela Nicolás Maduro, quien para eso tiene el avión presidencial, sino las venezolanas y los venezolanos. Entonces, con ese gran ‘logro’, él parece que esperaba que los empleados de Conviasa y la gente en general lo recibieran con aplausos. Llega diciendo que por más que lloriqueen, las sanciones van a seguir, aunque sean polémicas. Entonces, ¿cómo es la vaina… pretende que los trabajadores de Conviasa no protesten contra él? Claro que van a protestar”.

 

Sobre hordas y colectivos

 

Pérez Pirela tocó también el aspecto de la cobertura periodística de los hechos de Maiquetía.

 

“Inmediatamente salió ‘el periodismo’ a decir que las hordas chavistas, los colectivos estaban llegando al aeropuerto de Maiquetía… En realidad eran los trabajadores de Conviasa que se presentaron a protestar. ¿Es cierto que había otros que no son trabajadores de Conviasa? Sí, son venezolanos y tienen derecho porque la medida afecta a todos… El pueblo estaba esperando a un señor que viene de recorrer un montón de países pidiendo sanciones contra los que estamos aquí, chambeando para el 15 y último. No era para aplaudirlo. ¿Y cuál fue la gran agresión?: una señora le echó agua y le dijo vendepatria… ese es el gran atentado contra Guaidó”.

 

Reiteró su respeto a la actividad periodística, que él mismo desempeña, pese a que su formación es en otros campos (licenciado en Literatura y doctor en Filosofía). “Soy comunicador porque ejerzo la comunicación y como tal digo que hay mucha gente tarifada, pagada. En la Asamblea Nacional hay periodistas pagados por la USAID dispuestos hasta a repartir golpes a diestra y siniestra. Cuando los agredidos son otros profesionales, como Madelein García, o son diputados del PSUV, constituyentes o gente del oeste de Caracas, esa prensa calla, no dice nada. Pero si el pueblo, que está enojado (para no decir otra palabra) con Guaidó, se expresa, de inmediato pretenden satanizarlo una vez más”.

 

Destacó la evidente falta de respaldo popular de Guaidó, que contrasta con los apoyos que recibió en Madrid o en el Congreso de EEUU. “Lo esperaron los 30 diputados y el enjambre de periodistas de la ‘prensa libre’ pagada por EEUU (según su propia confesión). Luego, en la plaza Bolívar de Chacao había 230 personas, incluyendo los 30 diputados, que ellos dicen que son 100. Entonces, lo aplaudieron en Washington y en la Puerta del Sol, pero no es capaz de reunir a sus seguidores en Bello Monte o en Montalbán, los lugares donde convocó a la gente antes de la gira. “¿De qué te sirve que te ovacionaran republicanos y demócratas que te están tomando como tonto útil, tal como lo analizamos en el programa pasado?”.

 

¿Preso Guaidó?

 

En el tramo final del programa, que se emitió desde Caracas, Pérez Pirela respondió otra pregunta, una que se había formulado previamente, pero que también fue planteada por varios usuarios a través de las redes sociales: ¿Debe ser detenido Juan Guaidó?

 

“Bien pendejo el que meta preso a Guaidó porque es un cadáver político –respondió-. “El año pasado prometió intervención y no hubo; intentó el golpe de Estado con racimo de plátano, y fracasó; y al final del año se le voltearon 50 diputados y terminó perdiendo hasta la presidencia de la Asamblea Nacional”.

 

A su juicio, fue debido a esa ristra de fracasos que le inventaron “la Tour Guaidó 2020”, que tuvo una amplia difusión mediática, pero cuyo único resultado es la sanción a Conviasa, que ahora no puede aterrizar en ciertos aeropuertos ni tendrá accesos a repuestos y equipos.

 

La gran lección que puede extraerse del cúmulo de derrotas del dirigente opositor es que en Venezuela está cada vez más claro que la salida a los conflictos tiene que ser democrática. “Quien tiene la verdad no necesita dar golpes, la violencia. Cada quién debe exprimir su verdad”, expresó.

 

Una vez más, el programa, que se transmite por plataformas digitales y redes sociales, tuvo amplia audiencia dentro y fuera del país. Así lo evidenciaron los mensajes de Apure, Táchira, Caracas, Anzoátegui, Carabobo, Aragua, Zulia, Lara y Miranda, entre otras regiones de Venezuela, y de países como México, Perú, Ecuador, Chile, Estados Unidos, Rusia, Liechtenstein, Bolivia,  Argentina, Holanda, Paraguay, Colombia, Panamá, Brasil, Alemania y Australia.

 

“Quiero agradecerles porque en el anterior Desde Donde Sea llegamos a casi 30 mil visitas –reveló Pérez Pirela-. No es poca cosa”.

 

(LaIguana.TV)