El presidente de Globovisión, Raúl Gorrín, anunció este martes que no iba a presentarse ante la Audiencia Nacional Española, donde fue llamado a declarar la semana pasada, ya que que “no podía viajar a España, al estar buscado por EEUU”, y ofreció a la juez, en su lugar, hacerlo por videoconferencia.

 

En el marco de esta causa, Gorrín tiene ya embargadas dos viviendas en Madrid desde agosto de 2019. La juez decidirá en los próximos días si accede a tomarle declaración por esa vía.

 

Gorrín está acusado por la Justicia estadounidense de sobornos y blanqueo de dólares en una trama multimillonaria que supuestamente involucra a otros dos venezolanos y, desde noviembre de 2019 y el pasado mes de noviembre fue incluido en una lista de los más buscados por corrupción.

 

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook