Ante el silencio de los grandes medios sobre al descontento popular en las calles de Chile, la gente se las ingenia para hacer llegar su mensaje.

 

Durante la transmisión de este miércoles 26 de febrero del Festival de Viña del Mar y antes de que cantara el intérprete español Pablo Alborán, se “coló” ante las cámaras la imagen de un ojo ensangrentado dibujada en una mano, en solidaridad con las más de 400 personas que han sufrido mutilaciones oculares producto de la fuerte represión policial.

 

Los asistentes a la Quinta Vergara —sede del Festival— también han manifestado su descontento coreando durante las presentaciones frases como: “Chile despertó” o mostrando carteles con mensajes como: “Abusan de la fuerza porque la razón No la tienen”.

 

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook