El pasado miércoles fueron detenidos en Lima dos venezolanos acusados de asesinar a su hija de cinco años en un asentamiento de Villa Los Jardines, ubicado en la capital peruana. Los detenidos responden a los nombres de Enderlys María Infantes Márquez y Giancarlo López Gallardo. 

 

Medios locales informaron que la pequeña fue trasladada por Infantes, quien era su madrastra, a un centro de salud y allí le refirió al personal que la menor se había atragantado mientras comía un trozo de pan. Sin embargo, durante el examen físico, los galenos descubrieron que la niña presentaba heridas y golpes en todo el cuerpo. 

 

Tras su fallecimiento, fue sometida a la autopsia de ley y los resultados mostraron que la causa de muerte había sido un traumatismo craneoencefálico severo, con probable fractura en la base del cráneo. El documento también hizo constar que el cuerpo mostraba politraumatismos. 

 

Los vecinos le relataron a medios locales que la pareja residía en la zona desde hacía un año, en compañía de dos menores más, hijos de ambos y que las discusiones eran frecuentes entre ellos, pero que luego de las trifulcas, López Gallardo solía marcharse junto a su hija y volvía a las pocas horas.  

 

Asimismo, otra vecina comentó que la niña fallecida era frecuentemente maltratada por Enderlys Infantes y que en una ocasión fue vista con moretones en el rostro. Cuando le demandaron explicaciones a Infante, esta dijo que la menor se había caído en el parque. 

 

Esta versión parece coincidir con la hipótesis que maneja la policía, que sospecha que la madrastra maltrataba con frecuencia a la menor y que las heridas que le habían causado la muerte se las infligió durante una golpiza. 

 

Por su parte, el padre afirmó que se encontraba trabajando en el momento del incidente. 

 

Pese a eso, la pareja, que podría enfrentar hasta 35 años de cárcel, fue detenida por las autoridades para iniciar las investigaciones del caso.

 

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook