Al vocalista de la banda norteamericana Maroon 5, Adam Levine, no le quedó de otra que pedir disculpas este viernes a los chilenos por haber maldecido su ciudad, haber criticado el Festival Internacional Viña del Mar y por no despedirse de sus fanáticos al culminar su presentación la noche del jueves.

 

El cantante causó polémica en el evento latino al dar un concierto corto y sin energía, además no se despidió de la Quinta Vergara, no esperó la Gaviota ni los aplausos del público, denigró la ciudad y calificó a los chilenos de “idiotas”.

 

Ante la lluvia de duras críticas, Levine grabó un video que montó en las redes sociales, en el que dijo que lo estresaron los supuestos problemas técnicos del show: «Hubo cosas que me alteraron anoche y me afectó como me porté en el escenario».

 

“Anoche tuvimos un show en el Festival de Viña del Mar, una de las cosas más increíbles y prestigiosas que puedes hacer en Chile, especialmente para una banda estadounidense. Primero, muchas gracias por recibirnos”, se excusó.

 

El cantante de 40 años señaló que “como banda, haces muchos shows y soy muy entusiasta. Tocar lo tomamos como algo muy serio, a veces demasiado”.

 

Medios chilenos aseguraron que el norteamericano dijo al alejarse del festival que Viña “era un programa de televisión, no un concierto”.

 

 (LaIguana.TV) 

Comentarios Facebook