Una cara de pocos amigos fue la que proyectó el diputado en desacato Juan Guaidó cuando se enteró que la dirigente de extrema derecha María Corina Machado se había conectado a un live de Instagram que realizó este sábado 29 de febrero.

 

El momento incomodo, precisamente, se presentó cuando su esposa,  Fabiana Rosales, le dijo que Machado se había conectado a su Live justo antes de que este terminara, comentario que fue captado por los internautas.

 

Acto seguido, el autoproclamado “presidente encargado” de Venezuela manifestó: “Escucharon aquí”. Por su parte, Rosales le pidió disculpas. “sorry”, alcanzó a decir.

 

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook