Este lunes, el equipo reporteril de La Iguana.TV salió a las calles a consultar la opinión de los venezolanos sobre el supuesto ataque con arma de fuego que el domingo recibiera el líder de la oposición extremista, Juan Guaidó, durante un acto de calle en la ciudad de Barquisimeto, estado Lara. 

 

Según difundió el parlamentario en sus redes sociales, el responsable de dicho “ataque” habría sido el presidente Nicolás Maduro, quien “mandó colectivos armados” para que atentaran contra él, pero los consultados por la periodista Mirelvis Gutiérrez, no opinan lo mismo y más bien parecen tenérsela jurada, gracias a las consecuencias que han traído sus acciones apátridas, consistentes en la solicitud de sanciones inhumanas contra el pueblo de Venezuela ante un gobierno extranjero. 

 

La señora Dafne Rangel, aseguró: “Claro que no hay disparos, pero es obvio: la gente se cansó. A mí me pasa por un lado, lo primero que voy a tratar de hacer es meterle su patadón”. Allí estaría, a su juicio, la explicación a las muestras de rechazo que recibió Guaidó y no en un atentado preparado. “La gente en verdad está cansada. Estamos cansados de que nos vean la cara de pendejos”, remató. 

 

Por su parte, el señor Antonio Martínez calificó a Juan Guaidó de “pobre hombre, que no tiene discurso, no tiene nada”. Para él también está claro que no puede aspirar que el pueblo lo quiera, si “por cualquier parte que viaja, anda pidiendo sanciones para Venezuela. Y esas sanciones, ¿a quién perjudican? Al pueblo”, aseveró.

 

Otra entrevistada, de nombre Sonia Guerrero, cuestionó la supuesta evidencia del ataque difundida por el diputado opositor. La dama observó que, en lugar de apreciarse los pequeños orificios que dejan los disparos sobre la superficie de un vehículo, se veían impactos de objetos más grandes, como “peñonazos”, y lo llamó “pobre payaso”, aseverando que “da vergüenza ajena” y “es estúpido”. 

 

Las críticas en contra del opositor alcanzaron incluso la forma de una canción. Un grupo de personas de tercera edad se congregaron para interpretar una pieza alusiva a su ausencia de capacidades políticas: “Se va Guaidó, se va Guaidó, se peló las nalgas y no convenció”, dice el estribillo. 

 

Los testimonios recolectados muestran que, lejos de aumentar su popularidad en el país, hoy más que nunca, muchos están convencidos de que Juan Guaidó es un fraude. 

 

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook