Con las aguas ya más tranquilas, luego que el Real Madrid venciera 2-0 a su archirrival el Barcelona el pasado domingo, ahora han salido a flote intríngulis del clásico disputado en el estadio Santiago Bernabéu.

 

Según reportes de prensa, el cuerpo técnico del club catalán protagonizó varios episodios de furia durante el partido ante la impotencia de ver escapar un resultado favorable.

 

Entre los señalados está Eder Sarabia, asistente del entrenador culé Quique Setien, quien ante un fallo del jugador francés Antoine Griezmann en una situación clara de gol, espetó: “Me c… en mi p… madre. Suave, suave”.

 

Luego, ante la pasividad de otro jugador, Sarabia explotó: “¡Pero tira a gol!, me c… en Dios”.

 

Aunque su comentario más fuerte fue el que ofreció a uno de sus colaboradores durante la primera mitad del partido: “No hace nada de lo que hay que hacer, de repente empieza a jugar y tirar, cuando tiene que jugar la pelota”. Se desconoce a cual jugador culé iba dirigido el dardo.

 

El entrenador Setien sustituyó en ese encuentro al chileno Arturo Vidal, al francés Griezmann y al brasileño Arthur Melo, todos por su floja actuación. Tal vez contra uno de ellos disparó el segundo entrenador del Barsa.

 

En declaraciones posteriores, la directiva del Barcelona ha dicho que se reunirá con Sarabia por su comportamiento en el banquillo durante el Clásico.

 

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook