Efectivos del Cuerpo de Investigación, Científica, Penales y Criminalística (Cicpc) detuvieron este miércoles a un hombre en Puerto Cabello, estado Carabobo, al dedicarse a la caza de pumas y comercializaba luego su piel.

 

El chamo detenido por la policía científica de Carabobo fue identificado como Daniel Lapadula e incurrió en la caza ilegal de una especie venezolana que está en peligro de extinción. El animal fue capturado en el Parque Nacional San Esteban.

 

Al respecto, el gobernador revolucionario de la entidad, Rafael Lacava, apoyó la labor inmediata del Cicpc y pidió a través de su cuenta en Twitter, que este tipo de práctica no sea imitado por otros ciudadanos.

 

“Debemos ser implacables a la hora de penalizar a estos asesinos; porque matar salvajemente a un animal que está en peligro de extinción, como mínimo se le debe aplicar el adjetivo calificativo de asesino”, comentó el mandatario regional.

 

(LaIguana.TV)

 

 

Comentarios Facebook