En medio de la pandemia del coronavirus, el presidente brasileño violó el aislamiento preventivo y participó en una manifestación en favor de su Gobierno.

 

Luego de que Jair Bolsonaro diera negativo con la enfermedad, el ministro Luis Enrique Mandetta le sugirió al presidente que se realizara nuevos testeos y que estuviera varios días en cuarentena, como dispone el protocolo médico.

 

No obstante, el mandatario hizo caso omiso a las recomendaciones sanitarias y asistió a la movilización. Además, alentó a miles de brasileños a salir a las calles, a pesar de que están restringidos los eventos que conglomeren cierta cantidad de personas.

 

“Eso no tiene precio. No es un acto contra nada, es un acto a favor de Brasil”, expresó Bolsonaro este domingo en medio de la manifestación, la cual fue trasmitida en directo en Facebook.

 

Los seguidores del mandatario opinan que tanto el Legislativo (Cámara de los diputados y Senado) como el Judicial obstaculizan deliberadamente todas las reformas que este aprueba. Brasilia, Rio de Janeiro y Sao Paulo fueron las ciudades que más participantes sumaron a las marchas.

 

Las críticas a la actitud del presidente, que la semana pasada minimizó el impacto del coronavirus, vinieron de varios frentes. Joao Doria (gobernador de Sao Paulo), por ejemplo, consideró que la participación del jefe de Estado en la protesta fue “inadecuada e impropia”.

 

De acuerdo con el último balance de las autoridades sanitarias, en Brasil se han registrado hasta el momento 200 personas contagiadas con el COVID-19, sumando en un solo día 79 nuevos casos de infección.

 

(Pulzo)

Jair Bolsonaro

 

 

Comentarios Facebook