La cuarentena se cumple con normalidad en Maracaibo, según reportó este miércoles el portal web del diario Panorama que reseñó que  “el casco histórico, hacia la plaza Baralt, la plaza Bolívar, el Callejón de Los Pobres, por ejemplo, “parece un desierto en el que apenas caminan un puñado de personas.”

 

No obstante, todavía se percibe tráfico y en el mercado Las Pulgas había miles de personas que estaban, como todos los días, con sus termos de café, sus plátanos, y vendiendo todo tipo de ropa y alimentos, mientras que en la entrada había un piquete de efectivos de la GNB y de la policía.

 

En el terminal de Maracaibo, cerrado por orden de la  municipalidad, unos 150 pasajeros provenientes de Cúcuta, estaban echados en el piso esperando a ver cómo hacían para llegar a Caracas, mientras que la Calle Derecha, que conduce a la plazoleta de San Juan de Dios y a la Basílica, lucía con poca afluencia de personas.

 

Quizás la medida que los marabinos están  cumpliendo más apegados al pie de la letra es el uso del tapabocas, tanto sofisticados como otros artesanales, hechos en casa con pañuelos y telas de paño.

 

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook