Paolo Miranda, fotógrafo y enfermero de cuidados intensivos de un hospital de la ciudad italiana de Cremona (Lombardía), retrata con sus imágenes –que publica en Instagram– la dura lucha diaria de los profesionales sanitarios contra el coronavirus.

 

En una de sus fotos se ve a una enfermera extenuada, esperando a las 6:45 el cambio de turno después de 12 horas de un intenso trabajo.

 

Otra imagen muestra «un abrazo liberador entre colegas» después del resultado negativo de sus pruebas de coronavirus, según el comentario de Miranda, quien explica que «el miedo al contagio también es fuerte» para los profesionales de la salud.

 

«No somos héroes, somos profesionales y sobre todo personas», asegura el enfermero.

 

Miranda explica que, «en esta batalla contra nuestro enemigo, que aparentemente es mucho más fuerte de lo que pensábamos inicialmente«, él busca capturar «tantos momentos como sea posible» para luego poder contar una historia que nos impida olvidar estos malos momentos y nos ayude a reflexionar sobre el futuro.

 

(RT)

Comentarios Facebook