El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, reiteró este miércoles su rechazo a las medidas para combatir el coronavirus que han tomado algunos alcaldes y gobernadores en su país y las catalogó como «crimen».

 

«Lo que están haciendo en Brasil, unos pocos gobernadores y algunos alcaldes, es un crimen. Están despedazando a Brasil, están destruyendo empleos», afirmó el mandatario, recoge Globo.

 

Estas declaraciones las hizo Bolsonaro antes de una reunión virtual con los gobernadores de Sao Paulo, João Doria, y de Río de Janeiro, Wilson Witzel, quienes han declarado una severa cuarentena en esas dos urbes brasileñas, además del cierre de centros educativos, turísticos, entre otros.

(RT)

Comentarios Facebook