Este miércoles, el filósofo, experto en comunicación política, Miguel Ángel Pérez Pirela destinó la edición número 53 de su programa Desde Donde Sea a exponer el panorama general de la pandemia del coronavirus en América Latina y Europa, así como algunas acciones de gobiernos y declaraciones de jefes de Estado sobre el tema.

 

En el ámbito nacional, denunció al diputado Juan Guaidó por ofrecer cifras de contagio fraudulentas y sin ningún soporte en distintas plataformas y medios.  

 

La pandemia de COVID-19 en América Latina y Europa

 

En América Latina la lista de países con mayor número de contagiados la encabeza Brasil, con 2.333 contaminados, de acuerdo con las cifras de la John Hopkins University, fuente empleada por el comunicador para hacer el seguimiento de la pandemia, lo que representa la tasa de contagio más alta en toda América Latina. 

 

Sin embargo, pese a la gravedad de la situación, Pérez Pirela comentó que Jair Bolsonaro había calificado al COVID-19 como “un resfriadito” y había atacado duramente a los gobernadores que decidieron adoptar medidas tempranas para desacelerar el avance de la infección, acusándoles de “‘destruir empleos’, a lo Trump”. 

 

A este respecto, el comunicador le sugirió verse en los espejos de Italia –con 7.502 fallecidos a la fecha– y España, nación en la que en las últimas 24 horas se han detectado casi 2.000 nuevos infectados y fallecieron 738 personas. “¿Empleos para quién? ¿Para muertos?”, fustigó.

 

Asimismo, señaló que a Brasil lo siguen en la lista de países en América Latina según el número de infectados, Ecuador, Chile, Perú, Colombia y Panamá. En estas naciones, a excepción de Panamá, sus gobiernos no han tomado las medidas para frenar el avance del virus oportunamente, por lo que la tasa de infección está subiendo rápidamente. Incluso, en Perú, el ministro de Salud declaró que “tarde o temprano, todos nos vamos a enfermar de coronavirus”.

 

Por su parte, en Colombia, el filósofo comentó que, aparte de la irresponsabilidad en el manejo del la pandemia, el Gobierno está haciendo caso omiso a otros problemas graves problemas, como el motín que se presentó el pasado domingo en 10 cárceles y que dejó un saldo de 23 fallecidos y más de 1.000 heridos, así como saqueos. 

 

En ocasión de la noticia de que el Príncipe Carlos, heredero al trono inglés se contagió con el COVID-19, el experto en comunicación política también aprovechó la ocasión para destacar el carácter de clase que tiene la infección por coronavirus, pues vino “de abajo hacia arriba” y “tocó a políticos, a jugadores de la FIFA, de la NBA, a príncipes, a artistas de Hollywood. ¿Será que si esto hubiera sucedido en África, se le hubiera parado tanto?”, se preguntó.

 

Por su lado, la pandemia sigue creciendo en Estados Unidos y aunque una figura relevante dentro de la opinión pública como el millonario Bill Gates, instó a cerrar Estados Unidos “en vez de seguir trabajando por ignorar la pila de cadáveres en las esquinas”, el presidente Donald Trump, congruente con sus actuaciones irresponsables en torno al tema, contestó que “Estados Unidos no fue creado para ser cerrado”. 

 

En otra intervención pública, el inquilino de la Casa Blanca aseguró que el 12 de abril –Domingo de Pascua–, Estados Unidos habría superado el coronavirus. 

 

Apenas ayer, decretaron la cuarentena obligatoria en Miami Beach, lo que, en criterio del experto, se realizó de “forma tardía”. 

 

En síntesis, ese país, no se observan mayores medidas de cuidado hacia la salud de población, pero Pérez Pirela informó que republicanos y demócratas habían acordado un “plan de rescate” por el orden de los 2 billones de dólares, para “atender la crisis del coronavirus”. 

 

El efecto de tal medida fue que las bolsas europeas y asiáticas se dispararon –incluso la de Tokio subió 8%–, lo que dejó muy en claro que, lejos de procurar el bienestar de los ciudadanos estadounidenses, la histórica aprobación de recursos perseguía otros objetivos: poner por delante el capital y no a las personas. De ahí que se nieguen a adoptar medidas de restricciones a la movilidad y paralización económica en amplia escala. 

 

En Europa ya había sucedido algo similar y relató que, de acuerdo con expertos virólogos, el hecho de que no se hubiera suspendido la Champions League una vez llegó la pandemia al continente, había representado “una bomba nuclear” en términos de la infección y aunque las autoridades estaban al tanto de los riesgos, no hicieron nada para proteger a sus ciudadanos. “Apostaron por la plata y no por la gente”, sentenció. 

 

Durante la emisión, se informó que la vicepresidenta Ejecutiva, Delcy Rodríguez, había comunicado que en Venezuela se registraron doce nuevos casos, con lo que la cifra de contagiados asciende a 106. 

 

Adicionalmente, hizo mención al caso de México, país densamente poblado y que, proporcionalmente presenta una baja cifra de contagios –405– y pocos fallecimientos, pese a no haber implementado una cuarentena radical, como ha ocurrido en otros lugares. 

 

En ese sentido, explicó que el sistema sanitario de ese país está descentralizado desde el año 1983 y que el gobierno federal liderado por Andrés Manuel López Obrador, mantiene restricciones básicas, como la suspensión de las clases,  las limitaciones de desplazamiento , la ampliación de la distancia física y los cuidados básicos de higiene. 

 

Asimismo, mencionó que, en este momento, estados y localidades grandes, como la Ciudad de México, Puebla, Nuevo León y Jalisco, habían impuesto restricciones de desplazamiento más severas y que, hasta el momento, la estrategia, que cuenta con el respaldo de las autoridades de la OMS, está dando resultados. 

 

Finalmente, Según datos de la John Hopkins University, se habían reportado 466.955 contagios y 21.162 fallecidos; lamentablemente, con tendencia creciente en países como Estados Unidos, que registra ya 66.132 casos y 947 fallecidos. 

 

Denuncia pública a Juan Guaidó por difundir cifras falsas sobre la pandemia en Venezuela

 

Miguel Ángel Pérez Pirela también aprovechó la ocasión para denunciar públicamente al diputado Juan Guaidó, por difundir a través de sus redes sociales que en el país había más de 200 infectados de COVID-19, sin ofrecer respaldo alguno para ello y contradiciendo las cifras oficiales del Gobierno Bolivariano, que están respaldadas por la Organización Mundial de la Salud, instancia con la que las autoridades del país están trabajando estrechamente. 

 

El analista político compartió un fragmento de la entrevista que le hiciera el periodista pro-oposición Sergio Novelli a primera hora de la mañana, en el que se aprecia cómo Novelli le pregunta a Guaidó por la fuente de esa información y el parlamentario es incapaz de ofrecer una respuesta coherente.

 

En primer lugar, dijo que se trataba de “una encuesta de convivencia”, cuya metodología y detalles técnicos son desconocidos; luego mencionó que la “información” le había llegado a través de trabajadores de ministerios, cuyos nombres no daba “para proteger sus vidas” y finalmente, se las atribuyó a su “equipo técnico”, que al carecer de contacto con las instituciones oficiales, no tiene cómo comprobar la veracidad de las cifras.

 

Ante el desconcierto del entrevistador, se atrevió a mencionar que no manejaba las cifras con la precisión que debería. “Él está confesando que se debería ser más precisos. Para ver esos datos precisos, deberían ver los datos del Gobierno Nacional, avalados por la OMS y la John Hopkins University”, precisó Pérez Pirela. 

 

Otros datos de interés en torno a la pandemia del coronavirus 

 

El 8 de abril Wuhan levantará la cuarentena después de 10 semanas. Comenzó el 23 de enero, pero dado que la pandemia está retrocediendo sin baches, se prevé una recuperación paulatina de la ‘vida normal’ desde esa fecha. “Es una noticia esperanzadora, que nos llena de alegría. Sí es posible, con acciones responsables, que no sean tardías, vencer al coronavirus”, dijo.

 

También se refirió al caso de Francia, que por razones económicas, postergó la decisión de implementar la cuarentena y ahora, con muchos contagiados, más de mil muertos y “la economía en el suelo”, estudiaban extender la cuarentena por seis semanas más.

 

Ya casi al término del programa, venezolanos varados en Colombia y Perú, preguntaron acerca de la posibilidad de que el Gobierno del presidente Nicolás Maduro los repatriara a través de vuelos humanitarios. 

 

El filósofo explicó que, si bien es cierto que la posibilidad teórica existía, en este momento no era posible porque, por un lado, las fronteras estaban cerradas y la aerolínea Conviasa, que se encargaba de esas labores, había sido sancionada, luego de la “gira” de Juan Guaidó. 

 

Adicionalmente, pese a las sanciones, indicó que era posible repatriarlos si los gobiernos de Colombia y Perú lo acordaban con el Gobierno venezolano, pero como los presidentes de esos países se negaban a reconocer al presidente Maduro, la posibilidad de un acuerdo no era una opción en este momento y relató lo que sucedió con los venezolanos varados en Miami: una vez el Jefe de Estado conoció la noticia, gracias a la denuncia que apareció en la Iguana.Tv, instruyó al Canciller Arreaza para que adelantara todas las gestiones necesarias ante el Gobierno de Trump para traer de vuelta a los compatriotas y ellos se negaron. 

 

Finalmente, y cumpliendo con la dinámica propia de los días de la cuarentena, Pérez Pirela recomendó tres libros que la audiencia puede disfrutar: Opiniones de un payaso, del alemán Heinrich Böll, El siglo de las luces, del cubano Alejo Carpentier y Las lanzas coloradas, novela histórica ambientada en tiempos de la Independencia, del venezolano Arturo Uslar Pietri. 

 

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook