Laura Gabaroni, quien se encuentra a bordo del crucero holandés Zaandam, ofreció un duro testimonio de lo que se ha vivido dentro de dicha embarcación, en la que hay personas contagiadas con coronavirus y cuatro de ellas fallecieron.

 

Dicho barco se encuentra actualmente en ruta hacia el Canal de Panamá para poder llegar a Estados Unidos, luego de que varias naciones suramericanas negaran el desembarco de los pasajeros en sus puertos.

 

“Cuatro personas están ahora muertas, y eso está en la conciencia de todas las personas que a lo largo del camino nos rechazaron”, aseguró Gabaroni a medios de comunicación.

 

Ella es parte de un grupo de cerca de 400 personas que no presentan síntomas de esta enfermedad y fueron trasladadas este sábado 28 de marzo al buque Rotterdam, que zarpó desde San Diego, Estados Unidos, para surtir en altamar al citado crucero con suministros y kits de prueba para descartar coronavirus.

 

Cabe acotar que el Zaandam partió el pasado 7 de marzo desde la ciudad de Buenos Aires, Argentina, con 1.800 personas a bordo y cuyo destino era San Antonio, en la costa central de Chile.

 

Ante la propagación del virus y las medidas que tomaron los Gobiernos de cerrar sus puertos y aeropuertos, debieron alterar su ruta.

 

Según medios de comunicación hay 53 pasajeros y 85 tripulantes, que presentan síntomas de la enfermedad.

 

“Lo que necesitamos más que nunca en este momento es un lugar para atracar, para que los enfermos reciban tratamiento y las personas sanas hagan lo que tengan que hacer para volver a sus hogares y a sus vidas”, dijo Gabaroni.

 

“Por favor ayúdennos”, dijo.

 

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook