En Argentina por primera vez un presidente impulsa la legalización del aborto. En México organizan el Paro Nacional de Mujeres. En El Salvador preparan el Encuentro Feminista Latinoamericano y del Caribe. En Chile los reclamos feministas se imponen rumbo al plebiscito constitucional y en Bolivia, en medio de las campañas presidenciales posteriores al golpe de Estado.

 

Las reivindicaciones de las latinoamericanas marcan un nuevo 8 de Marzo, el Día Internacional de las Mujeres, que coparán las principales ciudades de la región para pelear por sus derechos. Las concentraciones serán masivas a pesar de la epidemia del coronavirus. Les importa más la añeja, constante e imparable epidemia de femicidios.

 

Aunque las demandas son comunes, en cada país adquieren su propia faceta acorde con el contexto político, económico y social; los avances y retrocesos de los derechos, y la receptividad o resistencia de los gobiernos a la agenda feminista.

 

Este año, por ejemplo, las argentinas salen a marchar con la esperanza de que el Congreso legalice el aborto. La ilusión se basa en que por primera vez en la historia el proyecto es apoyado por un presidente. Alberto Fernández presentará la iniciativa la semana próxima y entonces todo quedará en manos de diputados y senadores. La marcha del 8M será el preludio de las movilizaciones que las activistas realizarán a lo largo del año porque piensan mantener tomadas las calles hasta que el aborto sea legal.

 

(RT)

Comentarios Facebook