El primer ministro de Sudán sobrevivió a un intento de asesinato, según dijeron el lunes medios estatales sudaneses tras una explosión en la capital, Jartum.

 

Abdalla Hamdok estaba a salvo tras la explosión, que iba dirigida contra su comitiva, según dijeron los medios citando a la familia del mandatario. Hamdok se dirigía a su oficina cuando ocurrió la explosión, y fue trasladado a un “lugar seguro”, según la televisora estatal.

 

Nadie reclamó la autoría del ataque en un primer momento.

 

Imágenes difundidas en internet mostraban dos de las camionetas blancas de fabricación japonesa que emplean los altos cargos de Sudán estacionadas en una calle, dañadas y con las ventanas rotas. Otro vehículo sufrió graves daños en la detonación.

 

(AP)

 

 

Comentarios Facebook