La trifulca ocurrió en el municipio de Suan, en Colombia, donde la Policía tuvo que intervenir para evitar desmanes y hacer que todos regresaran a sus casas.

 

En una calle del barrio La Inmaculada, dos mujeres empezaron a discutir y, ante el escándalo, los vecinos empezaron a salir de sus casas para reunirse alrededor de ellas y alentarlas a que se agredieran físicamente, informó El Heraldo.

 

Si bien las protagonistas de la pelea se contenían para que el encontrón no terminara en golpes, el diario relata que la discusión era cada vez más fuerte, avivada por todos los vecinos que estaban en la calle.

 

Tal fue el nivel de la situación que, según cuenta el medio barranquillero, el asunto personal terminó convertido en una “pelea de gallos”.

 

Ante la aglomeración, la Policía tuvo que llegar para dispersar a los habitantes de la zona que se amontonaron para ver la pelea, a pesar de que el país se encuentra en plena cuarentena para evitar la expansión del C0vid-19.

 

El asunto no se limitó a las 2 mujeres. Un uniformado, citado por el rotativo costeño, dijo que uno de los presentes agredió físicamente a uno de los patrulleros, tratando de iniciar una revuelta en ese punto.

 

Ante el conato de desorden, los demás policías detuvieron al agitador para evitar que la situación se saliera aún más de control. El hombre fue llevado a la estación de Suan, destacó El Heraldo.

 

En un punto, y ante la negativa de la comunidad para regresar a las casas, la Policía consideró la opción de lanzar gas para que se dispersaran las personas amontonadas.

 

No obstante, señala el medio, el episodio terminó con la conciliación entre las mujeres, evitando que la violencia creciera.

 

(Pulzo)

]]>

Comentarios Facebook