Una tortuga Cardón o Laúd apareció esta semana en playa Grande, Carúpano, estado Sucre, donde -según reportan- este tipo de reptil de la familia Dermochelyida tenía tiempo sin desovar. Estas playas ahora se encuentran más descongestionadas debido a la cuarentena social producto de la pandemia por Covid-19. Al igual que ha disminuido el tráfico marítimo en el mundo.

 

Luego de realizar su labor de desove, el gigante animal volvió al mar con ayuda de bomberos y policías, quienes mantuvieron el control sobre los curiosos que se acercaron a ver este acto de la naturaleza.

 

El desove de tortugas en las costas venezolanas se produce tradicionalmente entre los meses de mayo a septiembre. Aunque hay especies que lo hacen de abril a junio. La Cardón es la más común de las cuatro especies que suelen llegar a nuestras costas, la otras tres son: Carey, Verde, Caguama o Cabezona. Además de ser la más grande, la Cardón puede alcanzar una longitud de 2,3 metros y un peso superior a los 600 kilos.

 

Las tortugas marinas tienen la particularidad de que regresan a desovar al lugar donde nacieron. ¿Cómo logran llegar al lugar donde nacieron? Esto debido a que el caparazón les funciona como campo magnético, que les permite orientarse en dirección y mareas. Es como una brújula.

 

Su periodo fértil inicia los 25 años. En promedio pueden colocar unos 60 huevos en cada salida a la costa. Durante su periodo de ovulación y desove puede llegar a poner entre 300-500 huevos, esto se traduce en unas 3-5 salidas a la arena por periodo reproductivo.

 

La mala noticia es que a pesar de ser tantos huevos, solo 1 de 1000 nacimientos llega a la edad adulta, para reproducirse.En la actualidad, la tortuga Cardón se encuentra en peligro de extinción, ya que además de la depredación natural, la caza furtiva es otra de sus grades amenazas.

 

(LaIguana.TV)

]]>

Comentarios Facebook