La ley de la jungla parece imperar en el mercado de las mascarillas. Francia acusa a negociantes estadounidenses de “robarles” una mercancía –pagada con anticipación- dentro del mismo aeropuerto de Shanghai (China), a donde acuden con maletas de dinero y ofrecen tres o cuatro veces más del precio para abastecerse de mascarillas y otros insumos médicos.

 

El ministro de Sanidad galo, Oliver Véran, afirmó que no tienen seguridad de que el pedido llegue, hasta que no aterrice el avión con el cargamento en un aeropuerto francés.

 

“La tensión es enorme (en China) y los timos múltiples y variados», denunciaba este jueves el presidente de la región de Provenza-Alpes-Costa Azul, Renaud Muselier.

 

Denunciaba este gobernante que ya ha ocurrido que pagan de antemano y luego el material es recomprado por los “americanos”, que están al acecho en los aeropuertos chinos con dinero en maletines. El cargamento cambia de un avión a otro, y quienes ya había hecho el pedido deben lidiar con retraso en la entrega, además, que los precios de estos artículos sube como la espuma.

 

Para evitar estas artimañas el presidente de Francia, Emmanuel Macron, informó que su país será autosuficiente en la fabricación de mascarillas antes de que finalice el 2020 y así evitar depender del extranjero.

 

Sin embargo, Francia que ahora es víctima de este tipo de prácticas antes fue verdugo. Cuando Macron nacionalizó todos los stocks de mascarillas a principios del mes de marzo, dejó sin posibilidad de adquirir estos productos a sus vecinos Italia, España y Suecia, en los dos primeros la pandemia ha hecho estragos.

 

Más de un millón de mascarillas dejaron de recibir España e Italia por esta política de nacionalización.

 

(LaIguana.TV)

 

]]>

Comentarios Facebook