Un trabajo publicado por la revista Newsweek, firmado por Tom O’Connor y Naveed Jamali, resalta que la administración Trump ahora pretende hacer ver que el envío de buques militares al mar Caribe para combatir supuestos envíos de drogas desde Venezuela, es una medida para mitigar el contagio de coronavirus. Según el gobierno estadounidense, las organizaciones criminales buscarían aprovechar la pandemia para su actividad ilícita, que contribuye igualmente a la propagación del virus. Sin embargo, la investigación de Newsweek revela que la misión «antidrogas» fue desarrollada a finales de 2019 -cuando aún no se conocía del coronavirus- y su propósito real era presionar al Presidente Nicolás Maduro para que renuncie a su cargo.

 

Altos funcionarios estadounidenses revelaron a Newsweek que lo anunciado este viernes es un intento de «desviar las críticas sobre el mal manejo del brote en el hogar (EEUU) por parte de la administración».

 

Por su parte, un alto funcionario del Pentágono precisó que los planes de Trump se remontan a diciembre de 2019 y las conversaciones entre el personal militar comenzaron en enero de 2020. Documentos filtrados a la revista muestran que en febrero se inició el diseño de la operación bajo órdenes del jefe del Estado Mayor Conjunto, Mark Milley; asimismo, el curso de la acción comenzó a ser evaluado por el comandante del Comando Sur, Craig S. Faller.

 

«Se suponía que esto no se pondría al público hasta mayo», dijo a Newsweek el alto funcionario del Pentágono, quien añadió que Trump «está utilizando la operación para intentar redirigir la atención».

 

El pasado miércoles, Trump anunció la operación alegando que están llamados a impedir que «los carteles de la droga exploten la pandemia para amenazar la vida de los estadounidenses», pero este viernes un funcionario alegó que la razón verdadera es evitar la propagación de la enfermedad.

 

Esta operación fue anunciada una semana después de que el Departamento de Justicia acusara al presidente Nicolás Maduro y parte del Gabinete Ejecutivo venezolano por supuestos cargos de narcoterrorismo.

 

Luego, el Departamento de Estado lanzó un plan llamado «Marco de Transición Democrática para Venezuela» con el objetivo de crear un gobierno de consenso, sujeto a los lineamientos de EEUU.

 

Críticas internas

 

En el país norteamericano se han pronunciado voces en contra del anuncio, calificándolo de inadecuado, por pretender usar recursos federales cuando el país lucha contra los efectos del coronavirus en el pueblo estadounidense.

 

Kassandra Frederique, directora gerente de promoción de políticas y campañas en Drug Policy Alliance, calificó el plan como «un esfuerzo para distraer a los estadounidenses de su respuesta tardía a la crisis COVID-19, que en este momento sabemos que probablemente costaron cientos de miles de vidas».

 

Por su parte, la ex subsecretaria adjunta de Defensa, Evelyn Farkas, dijo a Newsweek que «era difícil ver estos últimos despliegues de la fuerza militar como algo más que un intento de cambiar la conversación de la mala gestión de Trump de la pandemia de coronavirus».

 

(albaciudad.org)

]]>

Comentarios Facebook