El Gobierno del Reino Unido mantendrá conversaciones con los representantes de redes sociales como Facebook, WhatsApp, YouTube y Twitter después de que en varias partes del país fueran incendiados mástiles de telefonía móvil, en medio de una teoría de conspiración ampliamente compartida que vincula las redes 5G con la pandemia de coronavirus, según informó el pasado domingo 5 de abril el periódico The Guardian. 

 

Al menos 20 torres de telefonía móvil fueron incendiadas o destrozadas en los últimos días en todo el Reino Unido. Uno de estos incidentes ocurrió el pasado 4 de abril en Liverpool, cuyo alcalde, Joe Anderson, llegó a recibir amenazas tras calificar de «extraños» los rumores sobre la conexión de la tecnología 5G con el coronavirus.

 

Técnicos que trabajan en la instalación de las torres también se han enfrentado a amenazas físicas y verbales por parte de personas que creen que la radiación de los mástiles 5G causa riesgos para la salud y reduce el sistema inmunológico.

 

La teoría recibió el apoyo de varias celebridades, entre ellas una de los jueces del programa ‘Britain’s Got Talent’, Amanda Holden, quien compartió un enlace a una petición en línea que afirma que los síntomas del covid-19 son causados por residir cerca de un mástil 5G. La petición posteriormente fue eliminada.

 

El gigante tecnológico Google anunció este martes que eliminará cualquier video de YouTube en el que se difunda la idea de que existe una conexión entre la tecnología 5G y el coronavirus. La medida llega después de que varios espectadores de un video en vivo del famoso conspirólogo británico David Icke llamaran directamente a quemar los mástiles 5G, según recoge BBC. 

 

Este video fue eliminado también por el servicio Vimeo, pero todavía está disponible en otras plataformas, donde recibió cientos de miles de visitas.

 

¿Hay razones para entrar en pánico?

 

No obstante, no existe ninguna prueba de que la red 5G pueda causar los síntomas del coronavirus o perjudicar la salud de cualquier otra forma.

 

La Organización Mundial de la Salud no encontró pruebas de que el uso del teléfono móvil tenga efectos perjudiciales para la salud. Para dañar las células del cuerpo humano es necesaria una radiación ionizante mucho más potente, por ejemplo, la de los rayos gamma. 

 

Además, brotes de covid-19 han sido detectados en países y regiones donde todavía no hay mástiles 5G.

 

«(Esta teoría) es una completa y absoluta basura. No tiene sentido: es el peor tipo de noticias falsas», señaló el director del Servicio Nacional de Salud británico, Stephen Powis.

 

(RT)

Imagen ilustrativa

 

]]>

Comentarios Facebook