Este viernes, el filósofo y analista político, Miguel Ángel Pérez Pirela, desarrolló como tema central en la edición 65 del programa Desde Donde Sea, el estatus global de la pandemia de Covid-19.  

 

Al concluir, extendió la invitación para conectarse el próximo domingo 7 de la noche en Instagram, cuando entrevistará al congresista brasilero Paulo Pimenta, jefe de la bancada del Partido de los Trabajadores en el congreso brasileño. Abordarán las consecuencias del manejo de la pandemia en Brasil.

 

Estatus general de la pandemia

 

Como ya es habitual, inició la emisión ofreciendo cifras precisas de Venezuela, seguidas de las correspondientes a Estados Unidos y algunos países de Europa Occidental, que son los más afectados.

 

En relación con Venezuela, aludió a las declaraciones de la vicepresidenta Delcy Rodríguez, que dan cuenta de cuatro casos nuevos casos en las últimas 24 horas, con lo que el total de pacientes diagnosticados asciende a 175. Asimismo, la cantidad de fallecidos permanece igual que este jueves (9).

 

Otros datos de interés asociados al “éxito temprano” de las autoridades en el manejo de la pandemia son la cantidad de personas recuperadas de la infección (84, que representan el 48%) y la cantidad de pruebas aplicadas por cada millón de habitantes: 5.000, lo que sitúa a Venezuela como líder en la región.

 

Con referencia a los nuevos casos, el comunicador destacó que 2 de ellos presentaron síntomas después de regresar del extranjero; uno se contagió al tener contacto directo con un paciente que padece coronavirus y el cuarto, una mujer chef, residente en la capital, no tiene historial de viaje al extranjero o de contacto directo, por lo que se presume transmisión comunitaria.

 

Adicionalmente, comentó que hasta la fecha, 18 millones de personas ya respondieron a la encuesta de la plataforma Patria y las 131.000 que reportaron algún síntoma, ya fueron pesquisadas durante las jornadas casa por casa. 

 

Culminando la difusión de cifras relativas a Venezuela, comentó que las autoridades informaron que más de 5.000 connacionales regresaron al país procedentes de Colombia. Luego de su arribo, fueron evaluados por personal médico y cumplen la cuarentena obligatoria en los espacios que el Gobierno Bolivariano ha destinado para tales fines. 

 

En términos globales, desde el inicio del brote en Wuhan, aproximadamente 1,7 millones de personas han sido diagnosticadas con Coronavirus. En Estados Unidos, la infección crece descontroladamente y se contabilizan ya 492.240 casos positivos. Le sigue España, con 157,053 casos; Italia, con 147.577 y Francia, con 125.930. 

 

Adicionalmente, el analista mencionó que el portaaviones Charles de Gaulle, perteneciente a la armada francesa, reportó este viernes que 50 de sus marineros contrajeron la infección. El navío está en aguas internacionales, navegando de vuelta a Francia para poder desembarcar a los enfermos. 

 

Esa situación le permitió relatar que hay unos 100.000 marineros que no han podido llegar a puerto seguro a causa de la cuarentena, lo que plantea un conflicto de índole gremial. Sindicatos alemanes se pronunciaron al considerar que se están violentando los derechos laborales de estas personas, quienes llevan incluso meses en alta mar y no han podido ser reemplazadas, en vista de que muchos puertos no quieren aceptar navíos, ante el temor de que tengan pasajeros portadores del virus. 

 

El analista destacó que la pandemia ya sobrepasó la barrera de los 100.000 fallecidos y al día de hoy, la enfermedad se cobró la vida de 102.136 seres humanos. Sigue liderando esta lista Italia, en donde han muerto 18.849 personas, pero ya es seguida muy de cerca por Estados Unidos, que reporta 18.664 decesos. Acompañan a estos países España y Francia con 15.760 y 13.197 fallecimientos, respectivamente.  

 

Vuelta al mundo: panorama internacional 

 

Pérez Pirela se refirió a las últimas declaraciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), en relación con la pandemia de coronavirus: “Estamos en la fase de pánico por un peligroso virus invisible que causa destrucción, pero debemos fortalecer los sistemas de salud”.

 

A su criterio, la institución usa términos preocupantes como “pánico” y “destrucción, mas ello se debe al caos presente en Europa desde hace semanas, al que se suma el caos en Estados Unidos. 

 

Recordó que el pasado lunes, expertos advirtieron que esta semana sería para Estados Unidos peor que Pearl Harbor o los ataques del 11 de septiembre de 2001. 

 

Tenían razón. Las cifras oficiales divulgadas por la John Hopkins University, indican que solamente en la ciudad de Nueva York se registraron 5.829 decesos y la cantidad de infectados supera a la de cualquier otro país del mundo (161.807 casos), salvo el propio Estados Unidos. Esta es una situación apocalíptica, si se considera que en la mayor tragedia de su historia –los atentados del 11 de septiembre– fallecieron unas 3.000 personas. 

 

Pasando a Europa, informó que la Unión Europea, luego de muchos días de negociación, alcanzó un acuerdo mínimo y a su juicio, “casi formal, para no perder la cara”, que parece más una tregua entre enemigos que luego se destrozarán a dentelladas, al término de la emergencia sanitaria.

 

Los pobres resultados del acuerdo, que pudo ser histórico y no lo fue, producto de las grandes contradicciones en el seno de la UE, se limitan a la aprobación de medio billón de euros para atender la crisis, así como un fondo para la recuperación económica. Ni una palabra de posibles acciones conjuntas o colaboración entre naciones para frenar el avance de una pandemia que golpea duramente a países como Italia, España, Francia y Alemania. 

 

Para Pérez Pirela, “este papelazo” que hace la UE en este momento, se sustenta en las grandes y ya inocultables contradicciones entre sus Estados miembros, pero fundamentalmente se asientan en las diferencias entre los “países ricos” del norte –o del corazón de Europa, como se autodenominan–, como Alemania o Francia, que se niegan a “dar de comer” a los “países pobres” del sur, como España, Portugal, Italia o Grecia. 

 

En síntesis, desde su punto de vista, “el acuerdo hace ver que no hay ningún acuerdo” y esto traerá secuelas muy graves una vez pase la pandemia, pues los primeros que se están dando cuenta de las consecuencias de la incapacidad de los gobiernos de adoptar medidas conjuntas ante la crisis y velar por la salud de su gente, son los propios pueblos de los países que conforman la Unión Europea. 

 

De allí que todo este escenario favorezca a los movimientos antiunionistas, que si bien estaban creciendo antes de la aparición del coronavirus, reciben un impulso con las desacertadas y descoordinadas actuaciones de la Unión Europea.

 

Regresando a la situación dentro de Estados Unidos, el analista mencionó las pesimistas predicciones del millonario Bill Gates, quien aseguró que las escuelas podrían reabrir durante el otoño boreal –septiembre, octubre o noviembre–, pero que “nadie tiene una varita mágica para arreglar la economía de los Estados Unidos”. 

 

Las cifras de desempleo parecen conceder la razón a Gates. Solo en esta semana, 6,6 millones de estadounidenses perdieron su empleo y la cifra de desempleados correspondiente a las últimas tres semanas alcanza ya a las 16,3 millones de personas. Asimismo, 4 de cada 10 estadounidenses no cuenta con ahorros y dada la debilidad de los mecanismos de asistencia social en ese país, se ven forzados a salir de sus casas para buscar el sustento, lo que pone en riesgo su salud. 

 

Posando las pupilas en Asia, Pérez Pirela comentó las medidas extremas y hasta desesperadas que están aplicando en India, el segundo país más poblado del mundo y cuyas cifras de contagio están creciendo exponencialmente. Dijo que en esa nación, las fuerzas de orden público están encerrando con candados dentro de sus casas a quienes violen la cuarentena.

 

Ya deteniendo el análisis en tierras nuestroamericanas, comentó que Jair Bolsonaro fue abucheado dentro de una panadería en Brasilia y las personas le gritaron que se marchara a su casa. 

 

En datos relacionados con la fuerza de trabajo, según la Organización Internacional del Trabajo, la pandemia ha provocado la pérdida de 17 millones de puestos y si bien la situación no se compara con lo que pasa en Estados Unidos, preocupa en sobremanera porque el covid-19 avanza rápidamente en algunos países de la región.

 

Para sustentar su apreciación, aludió a las cifras de crecimiento de diagnósticos positivos reportadas este viernes por el diario The Washington Post correspondientes a tres países: Perú, con 78% –en su juicio, el más preocupante de todos–, seguido por México, con 30% y por Brasil, con 24%. 

 

En este último país, desgraciadamente, las perspectivas no son positivas, porque en este momento, como comentó en la edición previa de Desde Donde Sea, “no hay gobierno”. 

 

Regresando a Europa, España tiene la cifra más baja de fallecidos desde el 24 de marzo, superando las 600 personas, pero en tendencia descendente. Sin embargo, el gobierno español extendió el estado de alarma hasta el 26 de abril y anunció que podría prolongarse hasta el 21 de mayo.

 

Lo anterior parece indicar que si bien es difícil de predecir con exactitud, las cuarentenas en Europa finalizarán con la primavera.

 

En América Latina, predecir una fecha se hace aún más cuesta arriba, pues si bien la situación aún no es tan alarmante, algunos países registran tasas de infección muy elevadas y además, llevamos cuando menos tres semanas de retraso, en términos de los picos de diagnóstico, en relación con Europa.

 

Precisando las cifras de infectados en la región, Brasil contabiliza 19.631 casos, de los cuales permanecen activos 18.408. Han fallecido 1.057 personas y 153 se han recuperado.

 

En Ecuador, durante las últimas 24 horas se registraron 2.196 nuevos casos y 25 decesos, lo que hace que la cantidad de diagnosticados ascendiera de poco más de 5.000 a 7.169, mientras que 297 personas perdieron la vida a causa de la enfermedad.  

 

En la lista siguen: Chile (6.501), (Perú 5.297), México, Panamá, República Dominicana (2.620) y Colombia, con 2.473. 

 

Al comparar las cifras de Venezuela y Colombia, el filósofo dijo que en el vecino país, solamente hoy se habían reportado 250 nuevos casos y 11 fallecidos, más de los que tiene Venezuela desde el inicio de la pandemia: 175 casos positivos con 9 fallecidos. 

 

De allí que no deje de preocuparle la situación de la pandemia en Colombia y Brasil. Y la preocupación se acrecienta si se considera que en los últimos días, parte de los nuevos pacientes diagnosticados ingresó a Venezuela desde Colombia a través de trochas.  

 

Volviendo a Ecuador, Miguel Pérez Pirela comentó que privados de libertad están haciendo mascarillas para ayudar al pueblo de Guayaquil a combatir la pandemia, dado que no tiene ni dónde ni cómo enterrar a sus muertos. 

 

También mencionó que un sacerdote había sobrevolado la ciudad en helicóptero para dar la bendición del Viernes Santo a los fieles, hecho que criticó, pues a pesar de ser creyente, considera que se pudo haber hecho un mejor uso de ese aparato, como por ejemplo, trasladando cadáveres o pacientes hacia otros puntos del país. Aseguró respetar las creencias, aunque dijo que no podía respetar la irracionalidad que practicaban algunos seres humanos, en nombre de la religión.

 

Por otra parte, en México, trascendió la historia de un sacerdote que está administrando la confesión desde un estacionamiento. Aparentemente, las personas llegan en su vehículo, abren un poco la ventana y luego de confesar sus culpas, el sacerdote les indulta. A su parecer, esta práctica es válida, siempre y cuando se respete la distancia social, única manera de disminuir efectivamente el riesgo de contagio asociado al covid-19.  

 

Los temas nacionales al cierre de la semana

 

La última parte del programa estuvo dedicada a comentar brevemente algunos de los temas presentes en la agenda nacional, más allá de la pandemia del coronavirus. 

 

En primer término, el también director de LaIguana.TV sacó a colación el embustero agradecimiento de Juan Guaidó a la USAID por las 90 toneladas de ayuda humanitaria que arribaron ayer al país. 

 

Lo público, notorio y comunicacional, es que el envío partió de la Federación Rusa, y fue una colaboración de la OMS, la OPS y la Unicef, por lo tanto “el brazo social” de la CIA, es decir, la USAID, no tuvo nada que ver con eso y Guaidó intentaba ganar indulgencias con escapulario ajeno, como se dice en Venezuela. 

 

Para evidenciar todavía más la hipocresía tras el “agradecimiento”, Pérez Pirela refrescó la memoria de la audiencia, rememorando los 200 millones de dólares que le entregó la USAID al autoproclamado presidente interino para derrocar a Maduro, unos millones “que están en los bolsillos de esos vagabundos”.  

 

También hizo alusión al vuelo de la aerolínea Conviasa que rescató a venezolanos que no pudieron regresar al país cuando lo tenían previsto, debido al inicio de las cuarentenas y la suspensión del tráfico aéreo tanto en Venezuela como en otros países de la región. 

 

El vuelo humanitario fue coordinado entre el gobierno del presidente Nicolás Maduro y la Embajada Virtual de Venezuela –con sede en Bogotá–, que aprovechó de enviar una comunicación a sus ciudadanos y otros residentes que estaban en Venezuela, para que “agarraran la cola” hasta Toluca, en México, lugar donde el avión de la sancionada aerolínea buscaría a nuestros connacionales. 

 

Adicionalmente, comentó que el Airbus 340-200 de Conviasa, dispone de cabinas de aislamiento acondicionadas para el transporte de personas con covid-19, máximo 12 por cada vuelo, garantizando de este modo las estrictas medidas de bioseguridad establecidas. Cabe destacar que esta es una característica única, pues hasta el momento, ninguna otra aeronave dedicada al transporte de pasajeros cuenta con algo similar. 

 

Y mientras el Gobierno Bolivariano se encargaba de estos asuntos, los “enviados” de Guaidó en Washington y Bogotá, Carlos Vecchio y Juan Pablo Guanipa, le mentían a las personas que se habían quedado atrapadas en esos países, haciéndoles creer que ellos estaban realizando las gestiones para repatriarlos. “Es mentira”, enfatizó el analista. 

 

Casi para finalizar, compartió con la audiencia un video Donald Trump, de los tiempos en el que hacía campaña presidencial. En él, aparece golpeando a otro billonario, en un recinto en el que se desarrollaba un multitudinario evento de “lucha libre” estadounidense. 

 

Esta pieza, para Pérez Pirela, cumple la función de mostrar qué clase de sujeto es Trump: un bravucón que sanciona a Venezuela y amenaza con invadirla, pero que es incapaz de impedir que su pueblo muera masivamente a causa del coronavirus. 

 

Concluyó la emisión denunciando nuevamente la venta de gasolina en divisas en todo el país. En esta ocasión, mencionó un caso de la ciudad de Maracaibo, en el que la persona pagó 60 dólares por 30 litros de gasolina a vendedores ilegales, “pimpineros”, apostados en las inmediaciones de una bomba de gasolina ubicada en el sector La Pica. 

 

Lecturas recomendadas 

 

Al término de la semana, recomendó tres libros de filosofía: ‘Pensamiento Filosófico Latinoamericano’, escrito por Pablo Guadarrama González; ‘Leviatán o la materia, forma y poder de una república eclesiástica y civil’, del filósofo Thomas Hobbes y ‘Teoría de la acción comunicativa’, del pensador alemán contemporáneo Jürgen Habermas.  

 

(LaIguana.TV)

]]>

Comentarios Facebook