El juez noveno de control de garantías de Villavicencio dejó en libertad a 42 personas sorprendidas en una finca de la capital del Meta en una fiesta clandestina, al parecer de comercio sexual, violando la medida de aislamiento obligatoria establecida por el Gobierno Nacional.

 

El juez declaró ilegal la captura bajo el argumento de que el personal de Policía judicial que adelantó el proceso de captura del grupo de personas tenían que haberles leído de manera individual y simultánea los derechos y no de manera colectiva.

 

No obstante, el comandante de la Policía Metropolitana de Villavicencio, coronel Luis Alfonso Quintana Parada, señaló que las autoridades judiciales van a solicitarle a Migración Colombia la expulsión de los 18 ciudadanos venezolanos que se encontraban en la fiesta.

 

Finalmente, este lunes está convocada la audiencia de imputación de cargos y medida de aseguramiento contra los 42 ciudadanos que estaban en la fiesta entre el pasado jueves en la noche y la madrugada del viernes, en una finca ubicada en el corregimiento de Pompeya, en Villavicencio.

 

Allí las autoridades hallaron 35 botellas de licor de diferentes marcas, avaluadas en más de 1.200.000 pesos, así como 132 gramos de bazuco y 50 gramos de marihuana.

​También encontraron dos escopetas, 24 cartuchos, un revólver con 12 balas y un proveedor para pistola, sin permisos, por lo que deberán responder dos de las personas capturadas.

 

(eltiempo.com) 

]]>

Comentarios Facebook