Residentes de varios distritos de las ciudades colombianas como Medellín y Bogotá salieron a las calles, pese a la cuarentena social, para exigir al Gobierno ayuda alimentaria y de otra índole que les permita afrontar la situación de aislamiento social.

Residentes de varios distritos de las ciudades colombianas como Medellín y Bogotá salieron a las calles, pese a la cuarentena social, para exigir al Gobierno ayuda alimentaria y de otra índole que les permita afrontar la situación de aislamiento social.

 

En la capital colombiana, se registraron al menos tres cacerolazos la noche de martes. En el sector de Arborizadora Alta en la localidad de Ciudad Bolívar se registraron enfrentamientos de la comunidad con la policía.

 

Los ciudadanos de Medellín y Bello pidieron a sus respectivas alcaldías cualquier tipo de ayuda ante la situación de desespero de quienes trabajan como vendedores ambulantes y el sustento lo consiguen diariamente en las calles.

 

Las víctimas del conflicto armado en la localidad de Bosa argumentaron en sus protestas que «las ayudas prometidas por los gobiernos nacional y distrital no han llegado a esta zona de la ciudad».

 

El congresista Omar Restrepo denunció en Twitter que «en Medellín el hambre está sacando a la gente de sus casas, los subsidios no alcanzan y el endeudamiento agrava la situación, en lugar de resolverla. Se requieren medidas de fondo».

 

Asimismo, el senador Carlos Lozada manifestó que las «protestas por hambre en barrios del sur de Bogotá y Buenaventura no pueden ser respondidas con represión, lo que se necesita es un plan de choque social que garantice un ingreso básico universal a todas las familias para poder cumplir la cuarentena».

 

(teleSUR)

]]>

Comentarios Facebook