ninocuadrado.jpg

Yuri del Carmen Guzmán, una mujer de 36 años de edad, salió a comprar comida para sus cuatro pequeños hijos. Para evitar que se escaparan al dejarlos solos, cerró con cadena la puerta de su rancho, ubicado en el sector Valle Lindo en Anaco, estado Anzoátegui.

 

Sin embargo, la parca estaba rondando. A los pocos minutos de partir, la humilde vivienda se prendió en fuego, al parecer, producto de un cortocircuito en uno de los desvencijados cables, lo que ocasionó un incendio que acabó con todo alrededor, incluida la vida de los cuatro pequeños que se encontraban esperando a que su mamá trajera la masa de maíz para comer arepa.

 

Los vecinos trataron por todos los medios de evitar que el fuego se propagara y salvar a los pequeños, pero fue inútil. En el lugar hace meses que no llega el agua, y por más que lanzaron tierra las llamas no se extinguieron.

 

La mujer, quien se encuentra en su sexto mes de embarazo, está bajo investigación en la sede del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (Cicpc) y estuvo a punto de ser linchada por los vecinos quienes la responsabilizaron por lo sucedido. 

 

(LaIguana.TV)

ninomuertocuadrado.jpg

Comentarios Facebook