El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha advertido que el crecimiento económico de Asia podría detenerse por primera vez en 60 años debido al impacto de covid-19 en varios sectores de la economía, según concluye un informe publicado por la organización.

 

Los especialistas estiman que la economía de la región puede experimentar este año un crecimiento cero. Además del impacto de las medidas de contención internas y del distanciamiento social, otros dos factores clave están configurando los pronósticos para Asia. El primero de ellos es la caída estimada del 3 % en el PIB global para 2020, lo que representaría la mayor caída desde la Gran Depresión de 1929, según los pronósticos del FMI. Otro punto importante para la región asiática es la disminución del crecimiento de la economía de China, pues se espera que pase del 6,1 % en 2019 hasta el 1,2 % en 2020.

 

Sin embargo, de momento no toda la región afronta de igual modo la pandemia. Así, mientras la economía de China empieza a recobrar la normalidad, otras economías imponen bloqueos más estrictos. La situación económica de cada zona depende de la propagación del coronavirus y de cómo las políticas responden a la pandemia.

 

«Estos son tiempos altamente inciertos y difíciles para la economía mundial. La región de Asia y el Pacífico no es una excepción. El impacto del coronavirus en la región será grave, en todos los ámbitos y sin precedentes», declaró el director del Departamento Asia-Pacífico del FMI, Changyong Rhee, informa Reuters.

 

El FMI subraya que la principal prioridad consiste en apoyar y proteger al sector de la salud para contener el virus e introducir medidas que frenen el contagio. En caso de no contar con suficiente margen para ello dentro de los presupuestos, cada país tendrá que redefenir otros gastos. El organismo subraya que esta crisis económica requiere proteger a las personas, los empleos y las industrias directamente, pero no solo a través de las instituciones financieras.

 

Asimismo, el FMI considera que la política monetaria debe ser utilizada con prudencia para proporcionar una amplia liquidez y aliviar el estrés financiero de las industrias y de las pequeñas y medianas empresas.

 

(RT)

 

]]>

Comentarios Facebook