Días atrás, las autoridades descubrieron un llenadero ilegal de gasolina en una quinta de Cerro Verde, en El Cafetal (Caracas). El dueño de la casa habría sido puesto a la orden de la Fiscalía, quien lo acusó de contrabando de extracción, tráfico ilícito de material estratégico y legitimación de capitales. 

 

Jesús Ramón Soto Méndez, de 56 años, quien tenía en su posesión 3 mil litros de gasolina, estará privado de libertad según el Tribunal 36 de Control de Caracas.  

 

Se conoció que Soto Méndez se había desempeñado como contratista de obras públicas de la estatal PDVSA y de la Gran Misión Vivienda Venezuela (GMVV). 

 

(LaIguana.TV)

 

]]>

Comentarios Facebook