Un tribunal venezolano privó de libertad a los ciudadanos Ángelo Lino de Nóbrega y José Antonio Reverón, por el contrabando de 178.000 litros de combustible en el estado Guárico (centro).

 

«A ambos ciudadanos se les incautó en un distribuidor de lubricantes la cantidad de nueve tanques de metal en los que tenían almacenados 178.000 litros de combustible gasoil, el cual le era surtido de forma ilegal a diferentes tipos de transportes», señala el comunicado difundido por el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ).

 

Los ciudadanos fueron imputados por la presunta comisión de los delitos de contrabando agravado y manejo indebido de sustancias peligrosas en perjuicio del Estado venezolano.

 

Venezuela hace frente a la escasez de combustible, lo que ha ocasionado largas colas en las estaciones de servicios para poder abastecer los autos.

 

El pasado 3 de abril, el Gobierno venezolano anunció un plan especial de distribución de gasolina para garantizar el suministro a los sectores priorizados que se encuentran exentos de la cuarentena por la enfermedad COVID-19.

 

Entre tanto, el presidente Nicolás Maduro aseguró el 11 de abril que trabajan para solventar la escasez de gasolina.

 

Maduro indicó que han garantizado el suministro de combustible a los transportistas de alimentos y públicos por medio de un plan coordinado por la Fuerza Armada Bolivariana.

 

Venezuela acusó a EEUU de impulsar un bloqueo naval, que impide el suministro de aditivos químicos, insumos y repuestos para la producción de combustible en todo el país.

 

(Sputnik)

]]>

Comentarios Facebook