El cuerpo de un joven de 16 años fue encontrado esta semana a la entrada del sector Galipán, en el Parque Nacional Waraira Repano, parroquia San José, municipio Libertador. Al iniciar las investigaciones, los sabuesos del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) determinaron que el brutal asesinato había sido cometido por un trío de maleantes para no entregarle una computadora que el chico le había prestado a uno de ellos.

 

Así  fue cómo planificaron la muerte del joven para que no los siguiera “molestando”.

 

Con el pretexto de una “cita amorosa”, el joven fue invitado a los espacios de la Biblioteca Nacional por una mujer de nombre Katerin Soledad Guevara Plaza, de 25 años de edad, quien previamente lo había «endulzado» enviándole mensajes de texto.

 

Al llegar al lugar se aparecieron dos sujetos de nombre Carlos Arturo Santrich Pérez, de 27 años de edad, y Gustavo Adolfo Riera Useche, de 32 años. A Santrich Pérez, el adolescente le había prestado una computadora, pero este individuo la vendió –junto con Riera Useche- y le inventaba historias para no devolvérsela.

 

Bajo amenaza de muerte, los hombres sacaron al chico del sitio donde estaba con la mujer y se lo llevaron hasta la quebrada de Cotiza en el Waraira Repano. Al llegar le robaron sus pertenencias y comenzaron a golpearlo con piedras hasta causarle la muerte.

 

Los funcionarios del Cicpc cuando capturaron a los implicados, recuperaron varias de las pertenencias de la joven víctima. Ahora los tres se encuentran detenidos y quedaron a la orden de la Fiscalía 109 del Ministerio Público del Área Metropolitana de Caracas.

 

(LaIguana.TV)

 

]]>

Comentarios Facebook