El partido político colombiano Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC), denunció este sábado el asesinato del excombatiente Rigoberto García, cerca de un campo de reintegración para exinsurgentes (Nar) en el municipio de Urrao, en el departamento de Antioquia, en el suroeste de Colombia.

 

De acuerdo con el representante de Antioquia-FARC, Omar de Jesús Restrepo, hombres no identificados irrumpieron ayer en su casa y “le propinaron varios disparos delante de sus dos hijas”.

 

Según un mensaje divulgado por las FARC en su cuenta de la red social Twitter, el asesinato de García se suma a los más de 20 excombatientes que han sido ultimados en este año.

 

Asimismo, han denunciado que más de 190 han sido asesinados desde la firma del acuerdo de paz en 2016.

 

A inicios de marzo, la Fiscalía colombiana advirtió que el asesinato de excombatientes de las FARC iba en aumento, con un incremento de más de un 30% respecto al año pasado.

 

Por su parte, la Comisión de la Verdad colombiana, que busca esclarecer el conflicto armado en el país, ha denunciado que incluso en el periodo de cuarentena por el nuevo coronavirus, el aumento de los asesinatos de líderes y reincorporados “demuestra que no se trata de asesinatos comunes, sino de asesinatos perpetrados por organizaciones criminales con vocación de control de territorio”.

 

En tanto, declararon que la mayoría de los asesinatos de excombatientes se registraron en las regiones del Cauca y de Nariño, las cuales reúnen el 34% de los casos presentados entre 2017 y 2019. Mientras, identificaron que unos 18 municipios concentran 48% de los ataques, territorios en los que conviven prácticamente con la muerte.

 

(teleSUR)

]]>

Comentarios Facebook