Los incendios en la zona de exclusión de Chernóbil, en Ucrania, han sido apagados por los bomberos y la lluvia, pero, según un estudio, el aire contaminado por ellos podría haber llegado hasta Francia.

 

El informe del Instituto Francés de Radioprotección y Seguridad Nuclear (IRSN) señala que las muestras del aire en Kiev —la capital ucraniana— tenían un nivel elevado de cesio radiactivo 137, que alcanzó su punto máximo alrededor del 10 y 11 de abril. 

 

Según los científicos, las condiciones meteorológicas podrían haber llevado masas de aire contaminadas por el incendio hasta Francia. Otros países probablemente afectados son Bielorrusia, Rumanía y Bulgaria. Este es el mapa de la propagación del humo radiactivo desde Chernóbil. 

 

Mientras tanto, un residente de Kiev podría inhalar una dosis «extremadamente débil» de menos de 1 nanosievert y «el impacto resultante de la inhalación de la radiactividad transportada por las masas de aire que llegan a Francia debería ser insignificante».

 

Sin embargo, el humo de los incendios sí puede tener consecuencias negativas para la salud. La calidad del aire en Kiev se registró como la peor del mundo esta semana gracias a los vientos que llevaron el humo a la ciudad.

 

La central de Chernóbil explotó en 1986 dando lugar al peor accidente nuclear de la historia. Este abril, las llamas que se incendiaron en la zona de exclusión ardieron durante 10 días y llegaron hasta un kilómetro de la central.

 

(Sputnik)

]]>

Comentarios Facebook