El pasado sábado 18 de abril, el tinglado legislativo de Juan Guaidó reveló que 342 millones de dólares fueron extraídos del Banco Central de Venezuela y transferidos a los EE.UU. para que la Administración Trump disponga de ellos.

 

La revelación tuvo lugar luego de que el gobierno ficticio del diputado publicara unas “consideraciones” relativas al bono de 100 dólares que prometió asignar, durante tres meses, a trabajadores de la salud pública, “en respaldo y reconocimiento” a su labor durante la pandemia de coronavirus.

 

El diputado José Guerra dijo que la transferencia de 342 millones de dólares de los fondos del Banco Central de Venezuela (BCV) se realizará al Citibank, la Reserva Federal de Estados Unidos. Sin embargo, advirtió que «de momento» ese dinero no puede ser utilizado.

 

Guerra declaró que «esa plata está congelada, no se puede usar para nada, a menos que haya un acuerdo en la AN y que luego la Ofac (Oficina de Control de Bienes Extranjeros del Departamento del Tesoro) consienta en que también se erogue para algún propósito». Es decir, el Gobierno estadounidense es el que aprobará cuándo y para qué utilizarlo.

 

El desfalco fue hecho por la “junta administradora ad-hoc” del BCV designada por Guaidó. Guerra afirma que esta “ha logrado recuperar 342 millones de dólares, que actualmente se encuentran protegidos en el Banco de la Reserva Federal de los EE.UU.”.

 

(LaIguana.TV)

]]>

Comentarios Facebook