La pandemia del coronavirus ha causado estragos en más de 200 países. En Venezuela, el gobierno nacional tomó medidas adecuadas y oportunas desde el primer momento y es de los países con el mejor control de la región. En ese sentido, en Suramérica algunos países no tomaron las medidas necesarias y tiene altos índices de contagios  y decesos. En esas circunstancias, la comunidad venezolana que reside en esos países ha decidido, de manera voluntaria, regresarse a sus verdaderos hogares.

 

Jesús Peña, de 49 años, y Luis Plazas de 24, son dos ejemplos de ello.

 

Según reseña AFP, Peña ha viajado por 12 días con su esposa, hijo y cuñada desde la ciudad de Loja, Ecuador; actualmente está en Colombia con otros connacionales en las mismas circunstancias. Peña desea volver porque en Ecuador «la gente se está muriendo, no se cuidan, no se ponen el tapabocas y no quieren hacer caso, todo el mundo (está) en la calle». Además, con relación a la pandemia agregó que en un hospital «no van a sacar un ecuatoriano para meter un venezolano».

 

En caso de Plazas, residía en Cali con su esposa y padre de un niño de ocho los y otro de meses, y vivía de la economía informal como vendedor de frutas. Comían una sola vez al día ante la imposibilidad de ir a trabajar y el pináculo de su crisis fue cuando los echaron a la calle por no poder pagar el alquiler.

 

Par ambos, en Venezuela se viven algunas carencias y saben de la existencia de muchos problemas, pero aparte de que el gobierno a sabido manejar de forma más eficaz la cadena de contagio, prefieren estar con sus familiares en estos tiempos de confinamiento.

 

(LaIguana.TV)

]]>

Comentarios Facebook