Autoridades rusas encarcelaron a un hombre por matar a su exesposa roceándole gasolina y prendiéndola en fuego en el supermercado donde ésta trabajaba.

 

El video de una cámara de seguridad, que muestra a la joven de 25 años prendida en llamas y corriendo a través de la tienda, ha causado indignación en Rusia, lo que provocó un fuerte reclamo de nuevas leyes en Rusia contra la violencia de género.

 

El asesino, Alexander Efimov, de 33 años, bebió una botella de vodka y fue hacia el comercio donde trabajaba su mujer para rociarle gasolina, luego le echó la culpa a la joven porque se había negado a volver a ser su pareja, reseña Daily Mail.

 

Los paramédicos fueron llamados y la llevaron al hospital, pero murió un día después a causa de serias lesiones.

 

Efimov fue detenido poco después de huir de la escena del crimen. El tribunal lo declaró culpable de asalto, amenazas de muerte y asesinato cometido con crueldad extrema, fue condenado a 18 años de trabajo forzado.

 

(HSBNoticias)

 

 

fuego-cua.jpg

 

Comentarios Facebook