Este miércoles 22 de abril, el presidente de la República, Nicolás Maduro, entre sus acostumbrados anuncios ante la pandemia por Covid-19 en el país, hizo alusión a la magnitud de los graves problemas económicos, financieros y comerciales que se avecinan en el mundo ante la propagarción del virus.

 

El primer mandatario ofreció un panorama de la caída de los precios del petróleo, que ya ha tocado un piso histórico los últimos días, ante la falta de demanda de crudo, y que venía de un difícil acuerdo de recortes para mantener una franja de precios: «Debemos tener conciencia y conocimiento pleno de que estamos viviendo circunstancias muy adversas, inusuales», aseguró, puesto que gran parte de los ingresos del país provienen de las actividades en este sector, sin contar con las sanciones que viene imponiendo EE.UU. al país.

 

Aseguró que la situación tiene «visos de catástrofe, no exagero, pongo las cosas sobre la mesa. Una situación catástrófica desde el punto de vista económico, financiero y comercial».

 

Con respecto a cómo Venezuela enfrentará la situación dijo que «no le va a echar cuentos al que conoce de historias», pues en los últimos cinco años el país ha enfrentado grandes dificultades económicas: a lo interno con la especulación, acaparamiento, guerra con el dólar; y a lo externo, sanciones, persecución comercial, robo de activos y dinero, entre otros.

 

Dijo estar pendiente y activo porque sabe cómo se ha desatado de nuevo una guerra económica brutal contra el pueblo, informó que todos los mecanismos para regular la producción están activados.

 

«Venimos de varios días de conversaciones con los actores privados. Lo único que quiero decirles a estos actores es que se pongan serios, están frente a revolucionarios», dijo el jefe de Estado.

 

 

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook